Escapada de última hora a la Oktoberfest

Queda menos de un mes para que comience la Oktoberfest– el Festival de la Cerveza de Munich- que, pese a lo que indica su nombre, se desarrolla mayoritariamente durante el mes de septiembre (este año, será del 18 de septiembre al 3 de octubre). Como ya os contamos en un artículo anterior, es un viaje que merece la pena preparar con cierta antelación para conseguir los mejores precios en hoteles y vuelos, pero aún hoy podemos encontrar alternativas más o menos económicas para planear una escapada de última hora a la Oktoberfest.

Te puede interesar: La Oktoberfest

Antes de prepararla, tenemos que pensar si podemos ir algún día entre semana o sólo podemos acercarnos a Munich durante los fines de semana. La diferencia entre una u otra opción, supone ahorrarse unos cientos de euros en vuelos y hoteles y acceder con mucha más facilidad a las carpas del recinto de la Oktoberfest, en Theresienwiese, cerca de la estación central de ferrocarril de Munich.

¿Una cervecita? – blog.webshots.com

Si queréis saber más sobre el origen y la tradición de la Oktoberfest, podéis consultar un artículo muy completo en Wikipedia. Aquí, como buenos viajeros, entramos directamente en lo duro: en los billetes y los hoteles.

Pensemos, por ejemplo, en viajes de dos o tres noches, que es suficiente como para disfrutar de la fiesta y poder hacer algo de turismo por Munich.

Hemos encontrado los vuelos buscando en Rumbo en la mañana del 25 de agosto, por lo que es posible que si se hace en otro momento posterior, los precios de los vuelos a Munich hayan cambiado. Es lo que tienen las agencias online.

Vuelos entre semana desde Madrid

Evidentemente, los días de una festividad mundial en Munich no son precisamente los más baratos para volar a la capital de Baviera. Los precios para vuelos de ida y vuelta desde Madrid entre semana están en un entorno que va desde los 150 a los 280 euros con diversas compañías. Los vuelos más baratos, por lo general, tienen pocas plazas disponibles, por lo que es preferible reservar rápido.

Los días más económicos son los primeros o los últimos de la Oktoberfest y hemos visto que los vuelos con dos noches de estancia entre ida y vuelta son algo más caros que los que dejan pasar tres noches. Las mejores opciones para volar son los vuelos directos de Iberia, Lufthansa o los de Swiss, con escala en Zurich. Las combinaciones de las tres son también interesantes.

Así, los vuelos más baratos a la Oktoberfest que hemos encontrado desde Madrid están en el entorno de los 158 y 159 euros, para una estancia de tres noches y, para dos noches– además de un vuelo con muy pocas plazas disponibles por 149 euros con salida el martes día 29 de septiembre y regreso el viernes 1 de octubre-, hay opciones en el entorno de los 175 euros.

Nos ha gustado la opción con salida el día 28 de septiembre y regreso el 1 de octubre con Lufthansa y Spanair por 158 euros. No hay muchas plazas, pero por menos de 10 euros más hay otras dos opciones de vuelo con Lufthansa e Iberia, con lo que el número de posibilidades se amplía notablemente.

Vuelo más económico Madrid – Munich (Click para ampliar)

Vuelos entre semana desde Barcelona

Para volar desde Barcelona, los precios son notablemente más económicos que desde Madrid. Se notan los 5 vuelos diarios de código compartido entre Lufthansa y Spanair, que abaratan los precios. No llega a los precios de una low-cost, pero no es difícil encontrar vuelos económicos a Munich durante la Oktoberfest. Todas las opciones consultadas están por debajo de los 175 euros y la mayoría no llega a los 150 por un billete de ida y vuelta con tasas incluidas.

Para dos noches de estancia, el vuelo más barato que hemos encontrado sale por 124 euros, con salidas -respectivamente- el lunes 27 y el martes 28 de septiembre y regreso los días 29 y 30 del mismo mes. Sin embargo, por 136 y 139 euros se pueden encontrar bastantes combinaciones en cualquiera de las dos semanas. Si se quiere estar tres noches en la ciudad, la mejor opción es salir los lunes 20 y 27 y regresar los jueves de esas semanas por 136 euros.

Vuelo recomendado Barcelona – Munich (Click para ampliar)

Vuelos en fin de semana desde Madrid y Barcelona

Todas las opciones para salir un viernes y volver un domingo desde Madrid a Munich son caras, pasan de los 200 euros y la mayor parte de ellas implican escalas en ciudades como Zurich o Bruselas. Sólo el último fin de semana de octubre- saliendo el viernes 1 y volviendo el domingo 3- hay una oportunidad de Lufthansa por 229 euros.

Por su parte, volar desde Barcelona resulta caro el primer fin de semana de la fiesta -algo más de 200 euros, con escala en Milán-, pero los otros dos son relativamente asequibles. El fin de semana del 24 al 26 de septiembre hay vuelos directos con Lufthansa por 169 euros y el del 1 al 3 de octubre, por 161.

Hoteles

La otra pata de los gastos del viaje. Si se tiene algún conocido o amigo con posibilidad de ofrecer alojamiento, lo mejor es acudir a él a toda costa. Los hoteles a estas alturas van a ser difíciles de encontrar y, probablemente, caros y alejados del centro. Aunque, aquí sí, la última hora juega a nuestro favor con las cancelaciones de quienes reservaron con mucha antelación y podrán asistir finalmente. Vamos a ver lo que encontramos para esas fechas en webs como Hoteles.com o en el comparador de Liligo.

Durante los fines de semana de la Oktoberfest, las habitaciones dobles más económicas suelen situarse en el entorno de los 115 euros, en los hoteles más cercanos al aeropuerto y a bastantes kilómetros del centro de la ciudad. Si están bien comunicados por el U-Bahn- el metro/tren de cercanías de Munich-, puede ser una opción. Sea como sea, conviene mirarlo para no gastar demasiado en taxis. En el centro de Munich, lo normal es que los hoteles de categoría media estén alrededor de los 200 euros por noche.

Entre semana, los precios se reducen en los hoteles del centro y es posible encontrar opciones más económicas, aunque casi siempre por encima de los 100 euros. No obstante, por ese precio se pueden encontrar hoteles medios en la zona de la feria, bastante más cercana al centro de la ciudad.

Otra opción es alojarse en Augsburgo, a unos 45 kilómetros de Munich en tren de cercanías con servicio también nocturno, con hoteles bastante más baratos que en Munich. Interesante si no se quiere pisar el hotel más que para dormir.

Los albergues de HostelWorld son una opción a tener en cuenta para el público más joven y con ganas de gastar algo menos de dinero, aunque hay que reconocer que, para esos días, no es raro que se pidan 40 ó 50 euros por una cama en un dormitorio colectivo en el centro.

Las carpas

Es el tercer tema a tener en cuenta en el viaje. Las carpas son la clave de la Oktoberfest, donde se concentra el meollo de la fiesta. La más grande de ellas, alberga a más de 10.000 personas comiendo y bebiendo. Hay 12 de ellas en total, cada una con su tamaño y sus particularidades. Disponen de una serie de plazas que se pueden reservar por grupos, pero mejor que nos olvidemos de ellas, porque a estas alturas están reservadas con mucha antelación. Sin embargo, por ley dejan una buena parte de espacio libre para el público en general, sin reserva.

Entre semana, por lo que parece, no es especialmente difícil encontrar espacio en alguna de ellas; pero en los fines de semana es prácticamente imposible si no se madruga y se está esperando en la cola de la puerta de la tienda elegida con cierta antelación.

El horario de bebida en las carpas es de 10 de la mañana a 10:30 de la noche -en días laborables– y de 9 de la mañana a 10:30 de la noche -los fines de semana-.

Animaos y uníos a la gran fiesta de Munich.

Guías relacionadas con este artículo:

Viajar a Munich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *