Conseguir sitio en la Oktoberfest en fin de semana

Visitar la Oktoberfest entre semana no suele ser especialmente problemático. Casi todos los días podremos entrar a cualquier carpa sin problemas. El problema llega cuando hay que buscar sitio en las carpas de la Oktoberfest en fin de semana, con miles de visitantes y locales peleando por un hueco.

Aunque ya hablamos más ampliamente del tema en este artículo sobre consejos para la Oktoberfest, tienes varias opciones para disfrutar del festival de la cerveza de Munich un sábado o domingo.

Oktoberfest en fin de semana

La Oktoberfest se satura de gente los fines de semana. Hay que estar muy listos si queremos encontrar espacio en alguna de las carpas.

Madrugar para entrar en la Oktoberfest

La que mejor resultado da y la única que te puede garantizar entrar en alguna de las carpas de la Oktoberfest en fin de semana es levantarse muy prontito y esperar en la puerta a que abran desde las 7 u 8 de la mañana (puede ser antes, puede ser después, pero hay que madrugar de todas formas).

Bastantes de las carpas de la Oktoberfest ofrecen la posibilidad de reservar sitios a grupos o a personas que lo hagan con mucha antelación, pero no os preocupéis porque esté todo lleno. La organización impone que sólo se pueda reservar, como máximo, un pequeño porcentaje de las plazas de la carpa, por lo que siempre quedarán plazas libres para el público madrugador. Ese deberías ser tú…

Aunque está muy mal visto por los responsables de las carpas, aquí también funciona la reventa. Algunas agencias o particulares disponen de lugares reservados que luego colocan por un sobreprecio.

Visitar la Oktoberfest sin sitio en las carpas

Visitar la Oktoberfest en fin de semana y no poder entrar en una carpa es bastante frustrante, pero no por ello quiere decir que no nos podamos divertir en la gran fiesta de Munich.

Siempre queda la posibilidad de conformarse con no entrar en una carpa y disfrutar simplemente del maravilloso ambiente que rodea el recinto de la Oktoberfest y tomarse una cerveza en alguno de los biergarten de las carpas, donde con un poco de suerte podremos encontrar un poco de espacio y gente curiosa.

O, también, la posibilidad de vivir la fiesta de la cerveza de Munich fuera de la Oktoberfest en alguna de las cervecerías de la ciudad. Puede ser un poco frustrante, pero también es divertido. La céntrica Hofbräuhaus es uno de los puntos claves, pero no el único. A veces puede ser necesario esperar un poco en la cola de entrada, pero siempre suele haber sitio.

La imitación de la Oktoberfest

Otra recomendación, especialmente para aquellos que no tengan posibilidad material de estar en las carpas en el momento de su apertura, es acudir a una réplica de una carpa de la Oktoberfest que organizan en el Löwenbräukeller -el restaurante de la cervecería Löwenbräu- bajo el nombre de Das Wiesnzelt. Te lo venden como si fuera una carpa más de la Oktoberfest, pero dista mucho de serlo. Entre otras cosas, porque está fuera del recinto de la Oktoberfest- en realidad, queda bastante lejos-.

Pero sí que es verdad que consigue replicar el ambiente de un modo bastante divertido, con sus mesas corridas, sus jarras enormes de cerveza y su banda de música que toca durante la velada. Es más, incluso tiene la gran ventaja de que permite prolongar la fiesta hasta altísimas horas de la madrugada -a diferencia de la original- y que la música es más espectacular que las bandas tradicionales de la Oktoberfest.

Aparte de esto, el sistema de reservas es bastante sencillo, por lo que es la manera de asegurarse una fiesta “estilo Oktoberfest” en Munich pase lo que pase en nuestra búsqueda de espacio en las carpas.

Guías relacionadas con este artículo:
Munich Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *