Consejos para viajar a Praga

Comenzamos con éste una nueva categoría de artículos en el blog, la de recomendaciones de viaje. Con ella, pretendemos acercar nuestras experiencias de viaje y consejos en primera persona; es decir, lo que nosotros hicimos, vimos, visitamos, probamos o donde nos alojamos en los diferentes lugares donde hemos estado. Sabemos que no será una guía completa y tampoco pretendemos que lo sea, pero si alguien puede encontrar algún detalle que le inspire o algún truco que le ayude, mejor.

Hoy os contamos algunas de nuestras experiencias durante el viaje a la República Checa que realizamos a finales del pasado mes de marzo, junto con algunas ideas y pequeñas recomendaciones y consejos para viajar a Praga.

Consejos para viajar a Praga: Transporte Público

– El aeropuerto de Praga tiene un tamaño mediano y no está lejos de la ciudad. Me consta que hay muchos viajeros que van hacia ciudades del Este de Europa que vuelan con Czech Airlines, hacen escala en Praga y pueden disponer de algunas horas para ver la ciudad. La conexión entre el aeropuerto y el centro de la ciudad, de todos modos, no es especialmente rápida. Personalmente, si tuviera menos de cuatro horas hasta la salida de mi siguiente vuelo no me arriesgaría a ir al centro en transporte público. Con cuatro horas, aún podríamos ir en metro hasta Mustek o Staromestska y callejear un poco por la zona de la ciudad vieja, pero con prisa. Si viajan unos cuantos, compartir un taxi reduce el tiempo de viaje hasta el centro, aunque el coste es algo mayor. Para quien se quede en el aeropuerto, que sepa que los restaurantes son pocos y caros -para el estándar checo- y que hay WiFi gratis en la zona de salidas, pero a velocidad de tortuga.

– Para ir desde el aeropuerto de Praga hasta el centro, mejor tener en cuenta a dónde vamos o dónde nos alojamos. Si vamos cerca de la línea verde, mejor coger el autobús urbano 119 hasta la estación de Dejvicka. Si vamos cerca de la línea amarilla, el autobús 100 hasta Zlicin. Y, si vamos cerca de la línea roja, mejor coger el autobús rápido (aunque sea algo más caro) hasta la Estación Central. Facilita bastante el viaje el evitarnos transbordos, aunque no son especialmente largos ni difíciles.

Consejos viaje Praga

Vista del Puente de San Carlos y del Castillo de Praga

– Para movernos por Praga el primer día sí que puede ser recomendable comprar un billete de un día para el transporte público. Así nos movemos con libertad, nos vamos acostumbrando a las distancias, incluimos el coste del transporte del aeropuerto e, incluso, podemos quitarnos de encima los lugares turísticos más alejados. Como tampoco hay excesiva diferencia de precios entre los pases de 1 y 3 días y en cuanto nos ubiquemos en la ciudad descubriremos que las zonas turísticas se pueden recorrer a pie sin problemas, quizá es mejor ir viendo nuestras necesidades de transporte antes de decidir comprar títulos más caros.

– Más consejos para viajar a Praga y moverse en transporte público: Ojo, no siempre tenéis que comprar el billete completo. Informaos sobre el billete a mitad de precio para trayectos cortos y contad las estaciones de metro o el tiempo estimado de viaje en bus para ver si entráis en esa categoría. Recordad que si lleváis una maleta grande necesitáis un billete especial para ella. El billete de estudiante es sólo para estudiantes matriculados en instituciones checas y no valen los carnets extranjeros. Y acordaos siempre de validar el billete a la hora de entrar en el metro o el tranvía. Aunque la tentación de entrar sin pagar sea grande, los revisores existen y lo sé porque me he topado con alguno durante mi visita.

Consejos para viajar a Praga: Alojamiento

– La oferta de hoteles es buena y, en temporada baja, suele ser también bastante económica. En nuestro caso, nos quedamos en el Hotel Archibald City, en la zona de Nove Mesto, situado en una calle paralela al popular Bulevar de la Plaza de San Wenceslao. Es un hotel de cuatro estrellas, bastante agradable, que nos salió por poco más de 25 euros por noche (en temporada baja, todo sea dicho). Se llega al Bulevar de la Plaza de San Wenceslao en un paseo de cinc0 minutos y, desde allí, a Mustek y a la Ciudad Vieja en cinco minutos más a pie. Lo único malo es que tiene cerca una calle que sale de San Wenceslao que tiene fama de ser parte del “barrio rojo” de Praga, aunque -realmente- tampoco parece una zona insegura. Lo mejor, aparte de la relación calidad/precio, que tenía WiFi gratis en las habitaciones y tres ordenadores de acceso libre a Internet en el hall. Recomendaría tanto el hotel como la zona en la que está, muy céntrica.

Consejos para viajar a Praga: Bares y Restaurantes

– El servicio en bares y restaurantes, por norma general, no es especialmente amable. Esperad precios económicos, cerveza muy barata y muy buena y -fuera de las zonas de turismo en Praga- muchos camareros que no hablan inglés. Ah, y también algunos bares un poco extraños. Para comed, evitar la zona de la Plaza del Ayuntamiento Viejo, por ser una trampa para turistas, pero no hace falta salir del centro para comer bien y barato.

– Para comer, nos dirigimos primero a U Rudolfina, en la zona de Stare Mesto, por recomendación de un amigo local; pero estaba lleno a la hora en que llegamos. Mejor reservar o llegar pronto. El cambio, sin embargo, fue para bien, ya que fuimos a la cervecería U Medviku, en la calle Na Pristyne, donde fabrican su propia cerveza y disponen de un amplísimo salón para servir cenas. Si pasáis por allí, probad la cerveza sin filtrar. Como punto exótico, sirven también cerveza con helado. Mi consejo es que no estropeéis una cerveza tan buena echándole nada.

Consejos para viajar a Praga

Plaza del Antiguo Ayuntamiento de Praga

– Gracias a un evento de CouchSurfing pude conocer también una cervecería en una zona mucho menos turística de Nove Mesto con una cerveza fabricada en una pequeña localidad del país, pero también excelente. El lugar se llama Hrom do Police y la cerveza es excelente, variada y muy barata. El día que estuve por allí, los camareros no hablaban inglés y el menú estaba sólo en checo. Me entendí como pude, pero es altamente recomendable para los aficionados a la buena cerveza.

– Para mimarse un poquito, un buen desayuno o comida en el Café Savoy, cerca del río, en la zona sur de Mala Strana.

Estas son algunos detalles prácticos y consejos para viajar a Praga que podemos daros tras nuestra visita. En el segundo artículo de esta serie os recomendamos algunos lugares que visitar en Praga durante vuestro viaje y en un tercero os hablaremos de algunas excursiones desde Praga que podemos recomendaros.

No obstante, también en Voy a Praga podréis encontrar más consejos para viajar a Praga y detalles prácticos que os ayudarán en vuestro viaje.

Guías relacionadas con este artículo:
www.voyapraga.com

One Response to “Consejos para viajar a Praga”

  1. Gracias por el artículo.
    Yo quisiera agregar una excursión al norte de Praga. ~ El campo Terezín.

    Fue un campo de prisión/concentración durante la Segunda Guerra mundial y por aquí pasaron muchos que terminaron en Auswitz y otros campos de exterminio. Para el que no haya estado nunca en uno de estos campos, Terezín es la primera parada. Es importante ir con un guía para comprender los horrores que allí ocurrieron.

    Además podrás descubrir pasadizos y tuneles secretos ya que fue una fortaleza antes de la guerra. Otro dato curioso, el asesino del emperador de Austria por el cual estalló la Primera Guerra mundial, fue encarcelado aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *