El Ártico noruego

El hecho de que Noruega sea un país tan extenso de norte a sur -como ya apuntábamos en el artículo sobre curiosidades de Noruega, la distancia en línea recta entre Oslo y el Cabo Norte es similar a la que hay entre Oslo y Roma- hace que la zona del Ártico noruego sea un pequeño mundo aparte: Frío- pero no tanto como pudiéramos pensar gracias a la influencia de la corriente del golfo-, caro (cuanto más al norte, más caro) y con un grupo étnico propio como son los sami.

Laponia y los sami

Aunque en España estamos acostumbrados a asociar Laponia con Finlandia; la región abarca también zonas de Suecia -como nos presentaron en su momento los compañeros blogueros de 3 Viajes al día y Viajablog-, Rusia y, por supuesto, Noruega. Es más, aunque por extensión geográfica Noruega no sea el país con más kilómetros cuadrados, es con muchísima diferencia el que cuenta con más población autóctona.

Hay que aclarar que el término “lapón” para definir a los miembros de esta comunidad está considerado como despectivo y se utiliza generalmente la palabra “sami” para nombrarlos. Aunque no hay una cifra exacta, se calcula que hay alrededor de 100.000 ciudadanos sami, con su propia lengua y cultura repartidos entre los cuatro países anteriormente citados.

El Ártico noruego es un destino popular entre los “frikis” de la geografía por albergar el Cabo Norte, el extremo más septentrional del continente. Para muchos, Europa acaba aquí y la foto en el lugar es una hazaña geográfica más. Para quien lo intente, que sepa que el viaje por vía terrestre desde el sur de Noruega es caro y largo. Una opción muy interesante es la de la aerolínea noruega Wideroe, que tiene un billete especial llamado Explore Norway, que permite viajar ilimitadamente en avión por el país durante dos semanas de mediados de junio a finales de agosto.

Por supuesto, el Ártico noruego es también uno de los mejores lugares del mundo para contemplar determinados fenómenos atmosféricos. Las auroras boreales y el sol de medianoche -que en el Cabo Norte puede contemplarse desde mediados de mayo hasta el mes de julio- son dos de los más representativos, aunque no los únicos.

Svalvard

Lo que no saben tantos, y sólo acaban practicando los más valientes o los más obsesionados, es que varios cientos de kilómetros al norte del Cabo Norte, muy aislado de las costas del Ártico noruego se encuentra el archipiélago de Svalbard.

Svalbard

Osos Polares en Svalbard – (Foto: VisitNorway.com)

Svalbard es un lugar anotado desde hace tiempo en mi lista de lugares pendientes. Pregunté por el archipiélago a los responsables de Twitter de VisitNorway y me lo presentaron como un lugar salvaje donde “hay más osos polares que personas“. Naturaleza del Ártico noruego en estado puro. Por lo que me dicen, el recuerdo más característico de la zona es enviar una postal con el matasellos local en la oficina de correos. Svalbard es un lugar de obligatoria visita para aquellos que quieren sentirse en los límites de la Tierra.

Últimamente, Svalvard se ha hecho aún más famosa por la creación de la Bóveda Global de Semillas, un edificio en el que se conservan más de 100 millones de semillas de distintas especies vegetales procedentes de todas las regiones del Mundo a una temperatura de 17 grados vegetales. Así, siempre quedará una reserva en caso de que alguna de ellas desaparezca. Suena algo apocalíptico, pero no deja de ser una curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *