El viajero es una importante fuente de dinero para muchas ciudades. Para alguna de ellas, incluso, es su principal forma de vida. Por lo general, el sistema que se sigue es el habitual: al turista le gusta algo, adquiere ese producto y servicio y paga por él. Pero, en muchas ocasiones, es un recién llegado al lugar donde se encuentra y acaba pagando la novatada. Es una especie de “impuesto turístico” a la brava, que llega unas veces por desconocimiento, y otras por picaresca.

Pues sí, estamos inaugurando el blog de VoyaInternet.com. Llevábamos más de ocho años trabajando con nuestras guías turísticas por separado y ya era hora de que, por lo menos, tuviéramos un portal común para presentarlas todas y- además- que sirviera como punto de información para los interesados en noticias de turismo, viajes y ocio en general. El estilo y concepto de nuestras guías de viaje ha sido bien recibido y queremos transmitirlo también a este blog.