Una herramienta para mejorar la eficiencia energética de los hoteles

La eficiencia energética de los hoteles es un punto muchas veces infravalorado por sus propietarios que no saben, no quieren o no pueden desarrollarla convenientemente y dejan de aprovechar así los posibles ahorros que generaría a su negocio. Este hecho ha llamado la atención de las autoridades turísticas, que están tomando iniciativas para formar y concienciar a hoteleros y clientes de las ventajas de unos establecimientos más eficientes desde el punto de vista energético, como el proyecto Hotel Energy Solutions del que os vamos a hablar hoy.

Este proyecto- que ha sido presentado esta semana por la Organización Mundial del Turismo después de tres años de trabajo, investigación y experimentos piloto- ha creado una herramienta online disponible para todos los hoteleros llamada Hotel Energy Solutions (Soluciones Energéticas para Hoteles, en español), que pretende servir como una guía para que los hoteleros puedan hacer un diagnóstico de su consumo de energía y emisiones contaminantes actuales y, en base a ello, puedan trabajar para reducir ambos y ahorrar parte de los altos costes en electricidad que soportan.

Esta herramienta -a la que cualquier hotelero puede acceder desde la dirección http://www.hotelenergysolutions.net/ consiste en una página web donde el hotelero tiene que introducir algunos datos sobre las características de su establecimiento y su consumo de electricidad para que, automáticamente, el sistema le haga un diagnóstico personalizado de los elementos con los que podría mejorar su eficiencia energética y reducir sus gastos en electricidad. En lo que se refiere a la huella de carbono, se incluye también una calculadora de emisiones de CO2 que establece el volumen de emisiones y ubica al establecimiento con respecto a la media de otros similares de su zona.

Hotel Energy Solutions

Página inicial de la herramienta Hotel Energy Solutions

Además de ello, lo que más llama la atención en el funcionamiento práctico de la herramienta es la cantidad de información disponible sobre los diferentes sistemas de ahorro de energía tanto para los propietarios de los hoteles como para los empleados que trabajan en ellos. La herramienta ofrece documentos sencillos en PDF ajustados a las necesidades de cada hotel con información sobre las obras necesarias y las actitudes positivas a la hora de ahorrar energía.

Los responsables del proyecto consideran que esta información puede ser especialmente útil para aquellos hoteles más pequeños, que no tienen tiempo o capacidad para formarse sobre el tema o lo han dejado en un segundo plano ante otras prioridades fundamentales del día a día.

Pero la herramienta, lejos de ser únicamente una calculadora, tiene una aplicación práctica importante para el hotelero que quiera calcular el ahorro que conseguirá con las reformas efectuadas en su establecimiento, ya que incluye una sección en la que, introduciendo los costes de la instalación o reformas para mejorar la eficiencia energética, se pueden calcular las cantidades estimadas que puede ahorrar el establecimiento y el retorno de la inversión.

Los responsables del proyecto estiman que los hoteleros sólo necesitan emplear 40 minutos para que la herramienta les haga un diagnóstico completo y únicamente necesitan las facturas de electricidad de los últimos seis meses. Una vez introducidos los datos, el hotelero tiene la posibilidad de seguir utilizando la herramienta más adelante para ir comprobando los efectos de las reformas y el ahorro conseguido.

Turismo, energía y cambio climático

“La política verde no es una opción, sino una obligación para los hoteleros”, afirmó en la presentación del proyecto el director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo, Zoltan Somogyi, quien insistió en el papel del turismo como un sector especialmente sensible con las políticas de sostenibilidad y recordó que en esta actividad “no somos sólo víctimas del cambio climático, sino también causa del mismo“.

La Organización Mundial del Turismo estima que el turismo contribuye hasta en un 5% de las emisiones de CO2 que favorecen el cambio climático y -dentro de éste, la industria hotelera es responsable de un 21% de las mismas-. La institución considera, además, que el sector hotelero tiene la posibilidad de reducir su consumo de energía un 30% de aquí al año 2020.

Pero no es únicamente un tema de ecología y sostenibilidad, sino que el ahorro energético afecta al bolsillo de los propios hoteleros. El director del Instituto Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca -una de las zonas geográficas donde se han realizado experiencias piloto con la herramienta-, Xavier Pascuet, lo resumía con una brillante metáfora: “Los hoteleros se han dado cuenta de que tienen un agujero en el bolsillo“, señaló durante la presentación, refiriéndose a los costes extra en electricidad que están soportando por tener instalaciones obsoletas o no optimizadas.

El objetivo de esta herramienta es incrementar en un 10% la utilización de energías renovables en los hoteles y un 20% la eficiencia energética, pero los cálculos de este último punto parece que se han quedado incluso cortos después de ver los primeros resultados.

“Los objetivos de resultados se fijaron según los objetivos de la Unión Europea, pero el 20% de ahorro es una cifra que está muy por debajo de lo que se puede llegar a conseguir. Los hoteles tienen instalaciones muy obsoletas“, afirma la coordinadora del proyecto, Zoritsa Urosevic, quien destacó también la influencia de este proyecto para cambiar la mentalidad de los hoteleros y su valor como “manual de formación” para compañías e instituciones.

Las experiencias de los destinos

La herramienta se ha probado en cuatro destinos europeos: Palma de Mallorca, Alta Saboya (Francia), Bonn (Alemania) y Strandja (Bulgaria). Dos de ellos -Palma de Mallorca y Alta Saboya- enviaron representantes a la presentación para dar a conocer las conclusiones obtenidas tras las pruebas piloto en establecimientos de su zona.

Evento OMT

Presentación de la herramienta Hotel Energy Solutions en la sede de la OMT

El representante mallorquín, Xavier Pascuet, admitió que su destino aún tenía mucho que mejorar en lo que se refiere a energías renovables y reconoció que la herramienta les ha ayudado a definir políticas públicas que lleven, a largo plazo, al fomento de éstas.

“Nos tomamos esta prueba como un punto de partida y queremos que la herramienta se use de forma generalizada”, afirmó Pascuet, quien expresó su deseo de que Palma de Mallorca sea conocida como “una ciudad que cuida la sostenibilidad”.

El responsable turístico palmesano enumeró algunas conclusiones obtenidas tras las experiencias de los hoteles que utilizaron la herramienta y destacó varios aspectos como el hecho de poner a disposición de los hoteleros información sobre eficiencia energética y energías renovables, la importancia de la sostenibilidad para determinados tipos de público, la mentalización de los hoteleros para mejorar la eficiencia energética, el desconocimiento de las soluciones aportadas por parte de la mayoría de los hoteles y la importancia de la educación y la formación de los empleados y clientes en cuestiones energéticas.

El ahorro y la financiación

Una de las ideas más repetidas durante la presentación fue la especial utilidad de esta herramienta para PYMEs hoteleras e, incluso, alojamientos rurales, donde la eficiencia energética puede suponer un importante ahorro de costes para el hotelero. Las claves parecen ser la mentalización de sus propietarios y la información adicional sobre nuevas tecnologías que pueda recibir.

Pero, en la situación de crisis actual, no es fácil convencer al hotelero para que afronte una inversión inicial en mecanismos que, a largo plazo, servirán para ahorrar energía. Por ello surgió la duda de con qué mecanismos de financiación o apoyos oficiales contribuirán los destinos a este objetivo.

La representante de Alta Saboya, por ejemplo, comentó que contaban con el apoyo de un banco en líneas de financiación y se ocupaban de difundir y divulgar éstas y otras ayudas. Por su parte, el representante mallorquín se refirió más a la importancia que tendría para los propios hoteleros y que, realmente, muchas acciones no requieren un gran coste económico.

“Si el hotelero quiere seguir teniendo ese agujero en el bolsillo es su problema. Hay soluciones a muy bajo coste. Podemos ir a soluciones más costosas, pero podemos evitar el goteo con cosas mucho más simples y poco costosas que hacen que dejemos de gastar dinero”, afirmó.

No obstante, en realidad- como apuntó el representante de una industria instaladora de este tipo de soluciones que intervino posteriormente- la financiación y la desconfianza en alcanzar estos resultados son los dos principales inconvenientes que plantean los hoteles para poner en marcha las reformas. No obstante, algunos contratos empiezan a incluir cláusulas que incluyen penalizaciones si no se consigue un ahorro demostrable en el consumo energético.

Una herramienta sencilla e interesante

En resumen, la demostración de la herramienta informática nos presentó una aplicación con un manejo aparentemente sencillo, en la que es relativamente fácil introducir datos y obtener resultados y, sobre todo, muy orientada a ofrecer soluciones prácticas tanto en lo que se refiere a las infraestructuras como a la formación e información de hoteleros y empleados.

La herramienta informática ha supuesto un coste de 1,2 millones de euros, de los que el 75% ha sido financiado por la Unión Europea.

Comments are closed.