Emigrar a Canadá

Trabajar en Canadá

Uno de los temas que más preguntas genera a los que conocemos el país es cómo trabajar en Canadá. Buscar trabajo en Canadá es un tema difícil de resumir, pero aquí queremos daros alguna información práctica sobre qué oportunidades tenemos para trabajar en Canadá y cómo es el mercado de trabajo canadiense.

Canadá se caracteriza por ser un país de inmigrantes y multicultural. En ciudades como Toronto, incluso, la leyenda urbana señala que más de la mitad de los residentes han nacido fuera de Canadá. Eso lleva a muchas personas a pensar erróneamente que las puertas del país están abiertas a todas las personas que quieran trabajar en Canadá y a pensar seriamente en trabajar en el país. Sin embargo, la realidad es que la política de inmigración canadiense es bastante restrictiva y, aunque es posible obtener un permiso de trabajo en Canadá, no es fácil conseguirlo.

Te puede interesar: Los 10 errores más habituales al emigrar a Canadá

Buscar trabajo en Canadá desde el país de origen

La manera más fácil de empezar a trabajar en Canadá es conseguir un trabajo en el país de origen antes de llegar al destino. Esto, que puede parecer fácil a priori, hace que muchas personas empiecen a enviar currículos a empresas de Canadá desde cualquier parte del mundo que no suelen ser tomados en cuenta ni contestados.

Al final, esta manera de encontrar trabajo en Canadá acaba reduciéndose a los casos de profesiones muy especializadas en las que alguna empresa tenga que requerir a algún trabajador muy experto o cualificado de fuera del país o, sobre todo, a personas que hayan sido contratadas para desarrollar proyectos de empresas extranjeras en Canadá, generalmente multinacionales.

En este caso, las empresas pueden solicitar a las autoridades de inmigración el permiso de trabajo para que el nuevo empleado pueda trabajar en Canadá. Si la empresa canadiense quiere contratar a un ciudadano extranjero tiene que comenzar un proceso de esponsorización en el que tiene que demostrar que no hay otras personas con residencia legal en el país que sean capaces de realizar ese trabajo en Canadá y justificar por qué se quiere contratar a un trabajador extranjero. El empleador debe cubrir los gastos ocasionados y los trámites suelen ser bastante duros antes de conseguir trabajar en Canadá.

Dentro del Programa Federal Skilled Workers, que es el nombre que recibe, hay una lista de profesiones específicas designadas por las autoridades canadienses para estos casos y quien no entra dentro de estas categorías laborales lo tiene difícil para obtener este visado de trabajo en Canadá. Este programa, no obstante, está en revisión y ha sido momentáneamente cancelado en julio de 2012. Se espera que se relance con nuevos requisitos dentro de unos meses.

Trabajar en Canadá - Toronto

El Financial District de Toronto es el mejor lugar para trabajar en Canadá en el sector financiero

En el caso de compañías multinacionales o de empresas con actividades en varios países se suele utilizar la figura del llamado Intra-Company transfer, que justifica un cambio de país cuando se trabaja en la misma compañía. Este tipo de permisos de trabajo suelen estar limitados para trabajar en una empresa y una provincia específica, por lo que querer cambiar de trabajo o de lugar de residencia requiere nuevos trámites burocráticos.

Aunque es la manera más cómoda y recomendable de empezar a trabajar en Canadá, no es la más fácil de conseguir ni más frecuente. Por ello, muchas personas recurren a otras alternativas.

Visados temporales para trabajar en Canadá

Dependiendo del país de procedencia, la edad y la condición con la que se entra al país, hay una serie de visados de trabajo en Canadá temporales, destinados principalmente a jóvenes y a estudiantes.

La Working Holiday Visa del programa Canadian Experience -de la que hablamos hace algún tiempo en este artículo del blog- es un visado para jóvenes hasta 35 años que Canadá pone a disposición de algunos países con los que dispone de acuerdos de reciprocidad (es decir, que se ofrece un número de permisos de trabajo en Canadá abiertos a residentes de otros países que, a su vez, ofrecen el mismo número de permisos de trabajo para ciudadanos canadienses en las mismas condiciones). En la actualidad -año 2012-, Canadá ofrece este tipo de visados a la gran mayoría de países europeos, bastantes de los pertenecientes a la Commonwealth y algunos de Latinoamérica -como el caso de Chile-. La duración del permiso para trabajar en Canadá depende del país de procedencia y suele estar entre los seis meses y dos años, siendo lo más frecuente que sea de un año de duración.

El visado de Working Holiday es un permiso de trabajo abierto y por tiempo limitado. Es decir, permite trabajar en Canadá, en cualquier empresa de cualquier provincia durante su periodo de validez. Hay muchas personas que intentan aprovechar ese primer año para encontrar un primer trabajo en Canadá que les permita extender su estancia con otros tipos de visado, pero hay que reconocer que- en la gran mayoría de los casos- quienes lleguen al país con este visado empezarán con trabajos no cualificados relacionados con la hostelería o la restauración.

Te puede interesar: Balance de un año de Working Holiday en Canadá

Trabajar en Canadá - Vancouver

La Working Holiday Visa es una buena oportunidad para empezar a trabajar en Canadá, pero no garantiza un futuro laboral a largo plazo.

La categoría de Young Professionals -también limitada hasta la edad de 35 años- está más pensada para pequeñas prácticas o experiencias profesionales, pero también hay muchos jóvenes que la aprovechan para intentar hacerse un hueco en el mercado laboral canadiense. Es más, en muchas ocasiones es también un paso intermedio entre la Working Holiday y el visado definitivo. Se diferencia de ésta en que no es un visado abierto, sino que debe existir ya un acuerdo previo entre la empresa y el solicitante para trabajar en Canadá como requisito previo para solicitarla. Si se cumplen una serie de requisitos básicos y quedan plazas disponibles dentro del cupo anual, los trámites no suelen ser especialmente difíciles.

Finalmente, hay un permiso de trabajo temporal pensado para estudiantes de Work & Study. Es relativamente habitual entre los jóvenes que van a estudiar inglés a Canadá por una temporada y les permite ganar un poco de dinero con el que mantenerse o realizar algunas prácticas o voluntariado en empresas con proyectos que les haya gestionado su escuela de idiomas u organización de intercambio correspondiente.

Trabajar en Canadá clandestinamente

No obstante, algunas personas no cumplen o no llegan a tiempo de solicitar estos visados y tantean el terreno para lanzarse a la aventura de intentar trabajar en Canadá clandestinamente, especialmente en sectores con poca cualificación profesional. Emigrar a Canadá en estas condiciones resulta difícil, caro y muy arriesgado. Esto no quiere decir que a algunas personas les haya funcionado, pero este tipo de experiencias están abocadas al fracaso en la mayor parte de las ocasiones.

Trabajar en Canadá - Feria de empleo

Las ferias de empleo son buenas oportunidades de entablar contactos para trabajar en Canadá.

La primera barrera llega a la entrada en el país, donde los agentes de aduanas son los encargados de realizar el primer filtro y, aunque suene triste decirlo, a veces poder entrar al país o no depende de quién sea el agente encargado de recibirte o cómo tenga el día. Quien llegue a Canadá -no importa si como turista o como trabajador- debe estar preparado para responder a algunas cuestiones básicas a su llegada.

En determinadas circunstancias- por ejemplo, llegar a Canadá sin billete de vuelta, haber realizado varios viajes de entrada y salida del país en poco tiempo o no poder dar referencias de dónde o con quién nos quedamos-, el agente de aduanas puede rechazar tu entrada en el país sin ninguna explicación. Tengo referencia de un caso concreto donde el agente de aduanas denegó la entrada a Canadá de una persona porque consideraba que llevaba demasiado equipaje para viajar como turista y pensaba que intentaba trabajar en Canadá ilegalmente.

En el aspecto práctico, intentar empezar a trabajar en Canadá de forma ilegal resulta enormemente caro. Si tenemos algún conocido o amigo en la ciudad, podremos recortar en gastos de alojamiento, pero si no, simplemente entre el vuelo y el hotel para empezar a instalarnos nos podemos dejar fácilmente más de 1.000 dólares en dos semanas si buscamos trabajo en Toronto u otras ciudades con semejante nivel de precios. Al llegar de cero, tampoco hay derecho a la cobertura médica pública, por lo que habrá que contratar un seguro o asumir el riesgo de sufrir algún percance y acabar pagando unas cantidades enormes por el tratamiento médico. No es un buen país para viajar sin ahorros.

Los empresarios son también bastante rígidos a la hora de contratar a personas sin permiso de trabajo en Canadá, ya que se exponen a multas importantes. En los trabajos cualificados es prácticamente imposible alguien que ofrezca empleos en estas condiciones y suelen estar casi restringidos a algunos empleos aislados en sectores con un control más difícil del trabajo como la construcción o la hostelería. Evidentemente, quien acepte este tipo de colocaciones no dispondrá de contrato de trabajo ni de ningún tipo de cobertura social. Este tipo de oportunidades para trabajar en Canadá pueden llegar a través de algún conocido, presentándonos en los lugares de trabajo para preguntar o por algún otro contacto que hagamos a nuestra llegada.

Dónde trabajar en Canadá y cómo buscar trabajo

Una vez que ya tenemos claras algunas de las normas básicas para trabajar en Canadá, es el momento de decidirse por un lugar donde trabajar y comenzar a buscar trabajo. Para aclararos un poco más las dudas sobre estas dos partes tan importantes a la hora de emigrar a Canadá, hemos creado dos artículos adicionales: uno sobre dónde trabajar en Canadá y otro sobre cómo buscar trabajo en Canadá.

Guías relacionadas con este artículo:

Vancouver Toronto Montreal