Nuevo SEO: ¿Oportunidad de trabajo para periodistas?

Vivimos en una época de crisis en el mundo de los medios de comunicación que ha llevado a miles de periodistas al paro. Muchos de ellos acabaron escribiendo contenidos para Internet, pero el SEO tradicional premiaba más la cantidad que la calidad y creó más precariedad que beneficios. Ahora, la revolución del mundo SEO que han traído actualizaciones de Google como Panda, Penguin o la reciente Hummingbird podrían traer consigo nuevas oportunidades de trabajo para periodistas donde, por fin, prime la calidad de lo que se escribe sobre la cantidad.

Hay un mantra sobre el SEO que se repite cada cierto tiempo: “El contenido es el rey“. Hasta hace unos meses, en cambio, los reyes del buscador eran los enlaces y el contenido era la mera mercancía a la que apuntaban estos. Los contenidos se externalizaban por volumen, como si fuera un producto de consumo. Daba igual la calidad de lo que escribías. Páginas como Trabajo Freelance publicaban ofertas donde se buscaban lotes de artículos sobre una temática concreta y con un número de palabras concreto. Los contenidos daban igual, simplemente hacía falta algo para rellenar con ciertas garantías URLs a las que apuntar los codiciados enlaces.

Ya no se valoraba escribir bien o interesante. Había que escribir cantidades concretas si se quería obtener un pago suficiente para vivir, por lo que no podíamos detenernos en contrastar información o pensar temas originales. Tampoco ni nuestros potenciales lectores, ni nuestros editores iban a mirar la calidad. Simplemente, lo que se buscaba era escribir un post sobre un tema al que se le ponía un título con keywords relevantes y en el que se embutían palabras clave para atraer visitantes que compraran servicios o atrajeran publicidad.

La tentación del plagio era más que evidente y se volvió una práctica habitual. Escribir un buen artículo era contraproducente. Si tu texto se hacía popular, inmediatamente sufrías el plagio de decenas de blogs comerciales que incluso podían salir en mejor posición en los buscadores que el artículo original. Con el agravante de que no tenías ninguna manera de demostrar tu autoría en la jungla de los contenidos en Internet.

Panda y Penguin, la tumba del SEO tradicional

A principios del 2012, Google comenzó su particular cruzada para que la industria del SEO tradicional convirtiera a adorables animalillos en su peor pesadilla. Primero fue la actualización Panda la que se lanzó frontalmente contra los portales con muchas páginas de escaso contenido y contra los textos duplicados.

Aunque algunos se vieron muy perjudicados, lo peor estaba por llegar. En abril de 2012, Google lanzó la actualización Penguin, que destrozaba toda la industria SEO basada en la creación indiscriminada de enlaces. Se penalizó la sobreoptimización y los enlaces artificiales provocaron caídas enormes en los rankings de posiciones en el buscador. Una segunda oleada de Penguin, en el año 2013, fue aún más dura con los enlaces entrantes, penalizando cada vez más los intercambios, las compras de enlaces no naturales o incluso prácticas tan extendidas como los enlaces de blogroll.

Panda Penguin Hummingbird

Google: Dos años haciendo que la industria del SEO odie a animales simpáticos.

Los enlaces dejaban de ser el rey y el nuevo SEO entraba de lleno en la calidad de los contenidos. Las frecuencias de actualización de blogs y portales empezaron a ser decisivas y la longitud de los textos -que antes se despreciaba al llegar a las famosas 300 palabras- ganaron importancia. Los enlaces adquiridos intentan camuflarse cada vez de un modo más disimulado y ya no importa tanto la cantidad, sino la calidad. Se siguen comprando artículos de muy baja calidad, pero cada vez sirven de menos.

Estas nuevas tendencias han favorecido la mejora de la calidad general de los contenidos que se escriben en la actualidad, pero también han supuesto que los pequeños actores del mercado hayan visto como ya les es más difícil competir en igualdad de condiciones con los grandes portales que disponen de recursos económicos y humanos para actualizaciones más frecuentes.

A finales del año 2013, hay dos tendencias de moda en este nuevo SEO: el nuevo algoritmo Hummingbird (Colibrí) y el Author Rank. Ésta segunda puede suponer un gran impulso a las posibilidades de trabajo para periodistas.

Google Hummingbird: El Colibrí de Google

Hummingbird (Colibrí en inglés) es el nombre de la nueva actualización de Google y supone una pequeña revolución en la manera de mostrar la información. Si Penguin y Panda iban más contra las prácticas SEO de contenidos y enlaces que facilitaban el posicionamiento, Hummingbird busca más información de contexto para ofrecer una búsqueda global de la información.

La base de Google Hummingbird son las nuevas tendencias de búsqueda y el desarrollo de las búsquedas de voz, impulsadas por la tecnología móvil. A partir de ahora, cuando se haga una consulta en Google, el buscador intentará “adivinar” cuál es la información que se desea y “responder” a la pregunta teniendo en cuenta la información de contexto de las páginas de destino. Además, el buscador cree que las búsquedas de voz son más propicias al formato pregunta, por lo que Google Hummingbird intentará dar respuestas.

Por ejemplo, si en un ordenador escribimos “tienda de deportes Chamberí”, en una búsqueda por voz desde el móvil es más fáctible decir: “¿dónde está la tienda de deportes más cercana?”. El nuevo SEO se enfocará más en responder a preguntas que en ofrecer resultados a keywords concretas. Las keywords del texto seguirán siendo importantes, pero la clave estará en cómo el contexto responde a esa pregunta realizada.

La clave para escribir para Hummingbird ya no es “¿por qué palabras clave quiero que me encuentren?”, sino “¿a qué pregunta quiero responder con este artículo?

El Author Rank: Nueva arma de trabajo de los periodistas

La revolución para el aspecto laboral de los periodistas llega desde el otro concepto: el Author Rank, la clasificación como autor de un texto que te otorga Google y que va vinculada a tu perfil de Google+.

Author Rank

La autoría de Google hace que la imagen y el nombre del autor asociados con su perfil de Google+ aparezcan junto al texto del artículo en los resultados de búsqueda.

En otras épocas, el autor de un artículo concreto era irrelevante para el buscador mientras apareciera en el portal y con los enlaces adecuados. En términos de posicionamiento, daba igual que el contenido lo hubiera escrito Perico el de los Palotes que Gabriel García Márquez. Desde hace algún tiempo, estamos empezando a ver fotografías de los autores al lado de algunos artículos y publicaciones, vinculadas al perfil de Google+ del autor.

Lejos de servir para aumentar el ego personal, esta autoría le da a Google la posibilidad de conocer la fiabilidad del autor y valorar más un artículo escrito por alguien con un historial de temas interesantes y artículos profundos que otro sin ninguna referencia anterior. Es decir, que el nombre del autor de un artículo es ya un nuevo factor de posicionamiento. Esto permite a un autor que le empiecen a considerar por su historial de trabajo y no por la cantidad de caracteres que puede escribir.

Un buen historial de artículos, más posibilidades de encontrar trabajo como periodista

Esto supone que, por fin, quienes hayan trabajado con calidad y rigor en el pasado pueden aprovecharlo para diferenciarse de los demás en ofertas de trabajo relacionadas con el periodismo o la creación de textos. Además- a diferencia de la gran cantidad de vendehumo que alardean de marca personal y presencia en redes sociales-, lo harán del modo que define a un periodista: con artículos publicados y no con palabras que se las lleva el viento.

Si los artículos donde aparece tu autoría aparecen en medios o blogs de referencia, son largos, elaborados, de buena calidad y cuentan con enlaces naturales, habrás convertido tu propio nombre en un factor de mejora del posicionamiento, que es- en el fondo- lo que buscan las empresas que juegan la baza del marketing online.

Pero esto supone, también, que algunas de ellas intentarán “comprar” ese valor añadido de tu autoría para contenidos excesivamente comerciales o de mala calidad. Eso supone que, a partir de ahora, tendrás que tener más cuidado al firmar tus artículos con tu nombre.

Cosas que un periodista debe tener en cuenta al desarrollar su Author Rank

1.- Tenemos que pasar por el aro de Google+

Una red social que no quiere nadie, pero en la que nos van a obligar a estar presentes si queremos aprovechar el Author Rank. Lo que Google no consigue con popularidad, lo consigue presionando con los resultados de su motor de búsqueda: si quieres popularidad como autor, tienes que gestionar tu autoría a través del perfil de Google+. Así que, create un perfil y enlázalo con tus contenidos de la forma que Google te indicará. No te queda otra.

2.- La calidad y cantidad de tus contenidos determinará tu Author Rank

Si eras periodista y no tenías un blog, ya tienes una razón para hacerlo. Y no sólo para trabajar en la redacción de textos comerciales. Los medios tradicionales de algunos países (aún no en España, donde algunos están más preocupados de reinventar el futuro de la prensa que en hacer bien su trabajo) ya valoran ese posicionamiento extra que les puede proporcionar fichar a alguien con un Author Rank relevante. Pero eso sólo se consigue escribiendo en Internet, haciéndolo bien y atribuyéndonos la autoría de forma correcta.

Author Rank medios

El Toronto Star (posiblemente el diario más importante de Canadá) ya está publicando la autoría de las noticias asociada al perfil de Google+ de sus periodistas.

3.- Tu nombre vale dinero. Cuídalo

A la industria del SEO lo único que le importa es mejorar el posicionamiento. Si tienes un Author Rank relevante, intentarán aprovecharlo para posicionar textos de baja calidad. Si aceptas dar tu nombre a contenidos de muy baja calidad, estarás reforzando el SEO de quien te contrata, pero estarás poniendo tu Author Rank a los pies de los caballos. Asegúrate de que lo que lleve tu nombre sea lo suficientemente bueno para que sume y no reste. Y, si quieres “vender” tu Author Rank a un producto de mala calidad, asegúrate que el precio merezca la pena.

4.- Utiliza tu Author Rank como arma de negociación

No es nada nuevo que el mercado de trabajo está saturado de periodistas y tu capacidad de negociación en las ofertas de empleo va a ser baja. Pero, cuando aparezca una oferta de calidad y tu Author Rank sea importante, aprovéchalo a tu favor y acuérdate de mencionarlo en las entrevistas.

5.- Las peticiones de colaboraciones gratuitas vivirán otra edad de oro

Cuando algún amigo o algún medio de los que piden trabajo a cambio de “visibilidad” te pida una colaboración por la cara, no te olvides de exigirles que se reconozca tu autoría de la forma reconocida por Google. Hay “medios” a los que tu visibilidad no les importa y temen que el hecho de que aparezca tu nombre en el buscador les restará imagen de marca, así que intentarán negártela. Presiona para que aparezca.

Al mismo tiempo, a partir de ahora seguro que aparecerán otros medios que te ofrezcan escribir gratis “para mejorar tu Author Rank”. Eres libre de hacer lo que quieras, pero para eso mejor crea tu propio blog y escribe allí que darle contenido gratis a editores caraduras.

Otro día os comentaremos la parte más práctica del asunto o cómo añadir tu referencia de autor en tu blog o tus artículos.

Comments are closed.