Riesgos de comprar productos electrónicos en China

A veces, en mercados turísticos chinos, alguien nos pone delante tentadores móviles de imitación o reproductores de música por precios irrisorios. Tened cuidado. Antes de lanzarnos a comprar electrónica en China, así como gadgets y demás aparatos electrónicos, es necesario tener en cuenta una serie de cosas.

La primera, que desaconsejo completamente comprar ordenadores o productos electrónicos caros en los mercados de falsificaciones de Pekín o Shanghai. Quizá comprar gadgets chinos o algún otro pequeño aparato con poco coste en el mercado de la Perla de Pekín pudiera ser interesante, pero no recomiendo en absoluto hacer grandes gastos en los mercados más turísticos de estas ciudades. La mayor parte de los productos que se venden en estos mercados como el popular Mercado de la Seda de Pekín son falsificaciones malas y es habitual que dejen de funcionar a los pocos días.

El caso más flagrante es el de las unidades de memoria USB. Compré algunas de ellas en el Mercado de la Seda de Pekín, bajo la promesa de que tenían una altísima capacidad y un precio razonable. Incluso, en uno de los casos pude comprobar la capacidad prometida con el ordenador de la tienda que la memoria USB china -por supuesto con una falsa marca de primera calidad serigrafiada-. Pero al llegar a mi propio ordenador descubrí que habían sido trucados para que dieran a entender que esa era la capacidad, cuando la real quedaba muy por debajo de ella.

No obstante, sí que hay tiendas y centros comerciales fiables donde comprar productos de electrónica en China. Pero, por supuesto, en ellos no podrás hacer regateos salvajes (quizá puedas sacar algún pequeño descuento). Es mejor asegurarse bien de lo que estamos comprando y, en muchas ocasiones, lo mejor es buscar la garantía de una marca conocida. Aunque, bien pensado, también en las marcas conocidas resulta difícil distinguir una falsificación de un producto legítimo.

La mejor prevención contra los riesgos de comprar productos electrónicos chinos es la información y la paciencia. Si conoces a alguien en la ciudad de China donde te encuentres, pregúntale qué tiendas venden artículos fiables y cuales son establecimientos para engañar a los turistas. Y, la paciencia, para poder resistir la tentación de comprar ese iPhone falso chino que te están ofreciendo en el mercadillo por cuatro duros. No tomes decisiones precipitadas y piensa que, en el peor de los casos, también podrás comprar un teléfono falso chino en Internet por más o menos la misma cantidad.

Mi recomendación es comprar productos de electrónica en China sólo si se tiene cierta confianza de la legitimidad del producto, si el precio es realmente competitivo y si nos atrevemos a jugárnosla comprando algo que difícilmente –por no decir nunca- nos podrá proporcionar servicio técnico o garantía de reparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *