Hace apenas unas semanas hemos lanzado nuestra Guía de Vancouver, la primera de nuestro periplo canadiense. Para celebrarlo, hoy quiero presentaros los diez lugares más interesantes que ver en Vancouver y otros detalles que conocí durante mi estancia en esta ciudad, la más importante del Pacífico canadiense.

1.- El trayecto del Sea Bus entre Downtown y North Vancouver

De tantas cosas interesantes como hay que ver en Vancouver, resulta que la primera que se me viene a la cabeza es un simple medio de transporte público, un catamarán que hace continuamente el trayecto entre el centro de Vancouver y el barrio de North Vancouver, separadas por una lengua de mar. Pero es que, las vistas del trayecto tanto en una dirección como en otra son espectaculares y no podemos dejar de mencionarlas en nuestro resumen de las cosas que ver en Vancouver.

Si nos dirigimos hacia North Vancouver, aparecerán los edificios escalonados del barrio y, sin solución de continuidad- justo detrás de ellos- las vistas impresionantes de las montañas. No obstante, si vamos desde la orilla norte hacia el centro de la ciudad, la vista de todo el Downtown de Vancouver desde el mar mientras nos vamos acercando es también espectacular. Para disfrutarlo mejor, intentad entrar de los primeros al catamarán y colocaros en los asientos situados frente a los ventanales de la parte frontal.

Que ver en Vancouver

El Downtown de Vancouver desde el Sea Bus

2.- Stanley Park

El Stanley Park es otro de los lugares obligados que ver en Vancouver. El principal parque de Vancouver ocupa una península a la que la geografía peculiar de Vancouver deja casi aislada del resto del Downtown y es el auténtico pulmón de la ciudad y su principal atractivo natural. Podemos dedicar una mañana entera a recorrerlo a pie o en bicicleta, bien por los caminos de su interior o bordeándolo por la ruta de la costa. Desde allí, tenemos vistas sensacionales tanto del Downtown y sus edificios de cristal, como de North Vancouver y las montañas que la rodean. Fantástico en los días soleados para tomar fotografías de la ciudad o simplemente pasear y disfrutar de las vistas del lado este de la Península o de las diminutas miniplayas que se forman en el lado oeste, ya abierto al mar.

Que ver en Vancouver - Stanley Park

Vistas de los edificios de Vancouver desde Stanley Park

3.- Granville Street

Las calles en Vancouver son extensísimas y se prolongan por muchos kilómetros. Es el caso de Granville Street. Sin embargo, la parte de esta calle situada en el Downtown es la zona de referencia de la ciudad. En su parte norte, es la referencia de la vida comercial del Downtown y la puerta a la zona de negocios de Burrard.

Por su parte, en su zona sur, es el centro de la vida juvenil y de ocio, de las tiendas alternativas, los pubs, los clubes nocturnos y los albergues juveniles. Muchas impresiones diferentes en una calle imprescindible entre las cosas que ver en Vancouver.

Que hacer en Vancouver - Granville Street

Granville Street

4.- Burrard y el Canada Place

Es la zona de negocios de la ciudad, con sus edificios modernos, altos pero sin llegar al agobio de los rascacielos, jalonados por algunos detalles de arquitectura clásica en forma de iglesia, galería de arte o edificios con solera como el Hotel Fairmont. La zona de las grandes oficinas ocupa apenas una pequeña parte del Downtown y termina cerca de la orilla del mar, donde nos encontramos con los edificios Canada Place, cuyo techo en forma de cinco velas de barco es uno de los emblemas del paisaje de la ciudad, o el Centro de Congresos. Si nos animamos a seguir desde allí hacia el oeste, hacia Stanley Park, nos encontraremos con un fondo de edificios residenciales de fachadas de cristal.

Que ver en Vancouver - Canada Place

El Canada Place en primer plano, con los edificios de Burrard detrás

5.- North Vancouver y Grouse Mountain

No es muy habitual en una gran ciudad ver a los esquiadores llegar a pie de pista en autobús urbano, pero es otra de las cosas insólitas que ver en Vancouver. Cruzar el mar en el Sea Bus para acercarnos a North Vancouver en invierno supone cruzarnos con jóvenes aficionados al snowboard de camino a las pistas de la cercana Grouse Mountain, que hace que sea posible esquiar a 40 minutos del centro de Vancouver.

En North Vancouver, las vistas del Downtown desde el muelle son excepcionales. No lo son menos desde lo alto de la montaña, la Grouse Mountain, a donde podemos llegar en funicular ya sea para esquiar en invierno o para disfrutar de las vistas en verano. El acceso al parque es caro, pero resulta encantador.

North Vancouver

North Vancouver desde el Sea Bus

6.- Richmond

Una de las grandes sorpresas del viaje. Al hablar de Canadá, siempre se menciona su carácter de país multicultural. En el caso de Vancouver, además, la influencia asiática es  muy fuerte. Sin embargo, hasta que no llegas allí y lo ves con tus propios ojos no eres capaz de darte cuenta de hasta qué punto llega la multiculturalidad en Canadá.

Richmond es un pedazo de Canadá de población mayoritariamente asiática al que ya le dedicamos este artículo del blog. Situado al sur del área metropolitana de Vancouver, no es especialmente bonito desde el punto de vista arquitectónico, pero es un auténtico choque cultural encontrarte con su población y sus tiendas asiáticas. Los restaurantes asiáticos de la zona son, además, sensacionales. La leyenda urbana dice que Vancouver es el mejor lugar del Mundo para comer sushi fuera de Japón.

7.- Gastown

La parte más antigua de Vancouver, siempre que a la hora de hablar de antiguo tengamos presente que Vancouver es una ciudad con menos de dos siglos de existencia. Frente a los edificios altos de cristal del resto del centro, en Gastown nos encontramos con pequeños bloques de ladrillo bien rehabilitados que se han puesto de moda en los últimos años y hoy albergan restaurantes, cafés y talleres de profesionales independientes bohemios, aparte de tiendas de souvenirs. Lo que quedan son apenas unas calles con adoquines y aceras con farolas tradicionales, pero permite guardar aún un poco del sabor de lo que debieron ser los orígenes de la ciudad. El reloj de vapor, que aunque parece antiquísimo no lo es, es una de las estampas imprescindibles dentro de las cosas que ver en Vancouver.

Que ver en Vancouver

Una calle de Gastown

8.- Granville Island

Un mini reducto hippie en el corazón de una de las ciudades más modernas del Mundo y uno de los rincones escondidos que tenemos que ver en Vancouver. Oculta debajo del principal puente de acceso al Downtown, esta zona de la ciudad tiene un estilo y una vida diferente al resto de la urbe moderna de Vancouver, con mucha mas calma y tranquilidad.

Cuenta con una fábrica de cerveza propia y un mercado en el que se pueden encontrar las mejores delicatessen de la ciudad. Es un lugar especial, ideal para tomarse un café tranquilamente fuera del ambiente del resto de la ciudad. Sobre ella, otra experiencia muy especial: acceder al Downtown por el puente principal que da acceso a Granville Street viendo los edificios del Downtown con las montañas nevadas -en invierno- de fondo.

Que ver en Vancouver

Acceso a la Granville Island

9.- Los Vancouver Canucks

Todo Vancouver siente devoción por su equipo de hockey y es habitual encontrarnos por las calles con personas que visten sus prendas o colores. El hockey sobre hielo es el gran deporte nacional de Canadá y Vancouver es una de las ciudades que más lo vive. Poder asistir a un partido de los Canucks en el Rogers Centre es una experiencia extraordinaria que hacer en Vancouver, si bien puede salir un poco cara por el precio de las entradas.

Vancouver Canucks

Los Vancouver Canucks son el orgullo de la ciudad

10.- Hastings Street

Los visitantes de Vancouver tienen la mala costumbre de salir con impresiones fantásticas de la ciudad y sin conocer alguna de sus caras ocultas. Sin embargo, cuando uno ha paseado un poco más de lo habitual y se ha internado por las calles entre Chinatown y Gastown puede que se le aparezca de repente el paisaje de miseria y marginación de las personas que se concentran en la calle Hastings y que ponen a más de uno los pies en el suelo sobre la parte más humilde y oscura de la ciudad.

A la calle Hastings no se va, te la encuentras como una bofetada. Y, con ella, toda la marginación y pobreza de la ciudad concentrada en unos cuantos cientos de metros. No es peligrosa, porque quienes pasan el día en ella no suelen serlo; pero sí que es una bofetada entrar en la que posiblemente sea el área más marginal de Canadá para quienes han quedado muy deslumbrado por los grandes bloques de apartamentos de fachada acristalada. Un golpe de realidad al que, también, de vez en cuando es bueno conocer.

Son diez elecciones personales de lo mejor que ver en Vancouver que puede servir a cualquiera que quiera visitar la ciudad para preparar su propia ruta o hacerse una idea de lo que se puede encontrar.

Disfrutadla.

Guías relacionadas con este artículo:
www.voyavancouver.com