Qué comprar en Japón

A la hora de ir a Japón, es bastante habitual volver con la maleta cargada de compras y recuerdos –bien para nosotros, o bien con regalos para conocidos-. Por tanto, no está de más tener algunas ideas sobre qué comprar en Japón durante nuestra visita y cuáles son los mejores lugares para ir de compras.

Por mi experiencia, podemos concentrar lo que los turistas prefieren comprar en Japón en cuatro grandes grupos: los típicos souvenirs y recuerdos, los artículos electrónicos, comida e instrumentos de cocina y las curiosidades locales y “frikadas” muy típicas de Japón.

Básicamente, y dado que los artículos de consumo habitual suelen ser incluso más caros que en Europa –salvo en el caso de la electrónica-, la mayor parte de lo que tengamos que comprar en Japón serán regalos y artículos más decorativos o curiosos que con un sentido de utilidad real.

Qué comprar en Japón: Cosas típicas

Si tenemos en cuenta la clasificación anterior, los artículos de recuerdo para turistas serán los más habituales en nuestra maleta al final del viaje, con algunos de ellos ocupando un papel estrella. Son los casos del maneki neko, la popular figura de un gato con la pata levantada, que encontramos en una gran varieda de colores, posturas, tamaños, materiales, compañía, gestos o complementos varios. Dentro de este grupo de souvenirs típicos que comprar en Japón podemos incluir también los palillos, los banderines, las muñecas kokeshi, las cintas para la frente o los kimonos.

Qué comprar en Japón - Maneki Neko

Maneki Neko – (Fuente Wikipedia)

El maneki neko y los palillos para comer suelen ser los regalos más habituales en la maleta del viajero que regresa cargado con cosas típicas de Japón. Al maneki neko le conocemos ya en España por ser una presencia habitual en las tiendas de chinos y algún anuncio de televisión como ese gato de plástico dorado que mueve la pata continuamente de arriba hacia abajo. Estéticamente, el gato es el mismo, pero tanto los materiales como el simbolismo de Japón son diferentes. Esta figura viene de una antigua leyenda japonesa y se le atribuyen diversas propiedades según sea su color, su postura o cuál de las patas tiene levantada, aunque en el fondo no deja de ser una especie de amuleto para atraer la suerte. En principio, si levanta la pata derecha se le atribuye riqueza; mientras si es la pata izquierda, garantiza visitas. La mayor parte de estos gatos son de color blanco, aunque también los he podido ver en negro o en color dorado y, por supuesto, tanto los materiales como los tamaños y precios varían notablemente.

Los palillos son el otro gran regalo que comprar en Japón. Son relativamente baratos, estéticamente diversos y bonitos y se transportan muy bien en la maleta, con lo que son el típico recuerdo que podemos llevarle a aquellos con los que queremos tener un detalle, pero no especialmente caro. El detalle incrementa su valor cuando tenemos la suerte de poder comprarlos en algún establecimiento donde nos los personalizan grabando alguna inscripción o un nombre.

Por lo demás, las muñecas kokeshi son también enormemente típicas, además de llamativas. Se trata de muñecas de madera con un perfil y un rostro muy característicos, hechas y decoradas a mano. Son realmente bonitas para un regalo más personal, aunque el precio es algo más elevado que el de otros recuerdos más baratos. El precio suele estar de los 20 euros para arriba en los modelos más sencillos.

Aparte de ello, los puestos de venta de recuerdos de las zonas más turísticas disponen de una oferta muy variada de recuerdos y artículos alusivos a Japón de todo precio y condición.

La electrónica

Los souvenirs tradicionales forman la mayor parte de las compras de un turista que pasa por Japón, pero serán las tiendas de artículos electrónicos las que realmente le despierten el apetito consumista. Edificios enteros dedicados a fotografía, vídeo, ordenadores y artículos electrónicos. Enormes almacenes de varias plantas abarrotados de toda clase de productos electrónicos, con muchos modelos más avanzados de los que van saliendo en Europa. Comprar electrónica en Japón es toda una tentación. Quien sea aficionado a la tecnología pasará horas dentro de ellos y, nomalmente, acabará comprándose algo.

Se dice que los productos electrónicos son los únicos que son más baratos que en Europa y que hay que tenerlos en muy en cuenta a la hora de decidir qué comprar en Japón. Es una verdad relativa. Es cierto que, en una serie de casos, el mismo producto puede ser más barato en Japón que en España. Sin embargo, esto no se debe tanto a los precios en sí, sino al hecho de que es posible que haya aparecido ya un modelo posterior y más avanzado en Japón –donde los lanzamientos suelen ser algo anteriores que en Europa- y el precio corresponda al de un modelo ya considerado como antiguo. Sea como sea, puede haber un pequeño ahorro, que dependerá mucho de la cotización del yen en el momento de la compra.

Comprar electrónica en Japón

Electronic City, en Akihabara. Una de las mejores opciones para comprar electrónica en Japón.

 

Dentro del capítulo de comprar electrónica en Japón, la fotografía digital y las cámaras de vídeo son la estrella. Son los productos con menos especificaciones locales y los más fáciles de transportar, por lo que no dan demasiadas complicaciones. En lo que se refiere a ordenadores portátiles, las configuraciones de teclado, idiomas y sistema operativo pueden complicarlo bastante más –además de que los precios no son tan ventajosos-.

La compra de productos electrónicos resulta interesante, pero da también algunos problemas que hay que tener en cuenta. Las clavijas de enchufe, por ejemplo, son del modelo plano y necesitan un adaptador. El voltaje eléctrico en Japón también es diferente, por lo que tenemos que asegurarnos que el cargador correspondiente vale también para el voltaje europeo. Los menús y configuraciones de cámara suelen venir por defecto en japonés, por lo que no podemos olvidarnos de pedirle al dependiente que nos configure la cámara en inglés antes de salir de la tienda. La garantía, aunque sea mundial, viene documentada en japonés. Son pequeños detalles que a veces no pensamos al comprar un aparato, pero que pueden darnos sorpresas desagradables.

Lo que sí es importante para los grandes aficionados o profesionales de la fotografía es curiosear entre la cantidad de materiales y accesorios que se ofrecen en las tiendas especializadas, ya que algunos de ellos no se pueden encontrar en Europa. Para el aficionado a la fotografía, viajar a Japón será todo un placer y tendrá muchas cosas que incluir en su lista de deseos sobre qué comprar en Japón.

La comida y los artículos de cocina

Otra de las opciones habituales que comprar en Japón son los recuerdos relacionados con productos de comida o bebida japoneses que no son especialmente fáciles de encontrar en España. Es algo a lo que recurren, con frecuencia, los aficionados a la cocina que intentan descubrir la comida japonesa ya sea para ellos mismos o por encargo de algún amigo.

Que comprar en Japon

Los productos de menaje de hogar y comida típicos de Japón son una de las mejores opciones que comprar en Japón como regalo.

No obstante, la necesidad de ir a Japón para encontrar este tipo de productos va disminuyendo gracias, principalmente, a la aparición de nuevas tiendas internacionales en las ciudades españolas que importan muchos más productos asiáticos que hace unos años. Por ello, ya no se encargan tantos condimentos, especias o productos típicos como se hacía a los viajeros hace unos años.

Teniendo esto en cuenta, el sake –vino de arroz- ha quedado como gran opción a la hora de traernos alguna especialidad gastronómica japonesa en la maleta. Especialmente si nos acercamos por Takayama, donde hay muchas destilerías artesanales. Es un buen regalo: muy tradicional, relativamente barato, fácil de encontrar y en diversos tamaños. El principal problema es proteger la botella para traerlo en la maleta sin que se rompa el cristal.

Sake

Sake en una destilería de Takayama

Sin embargo, a la hora de tener en cuenta la tradición culinaria, unos regalos mucho y cómodos de transportar que comprar en Japón son aquellos relacionados con el menaje. Ya hemos visto que los palillos son tan populares que han pasado la barrera del menaje para convertirse en souvenirs por sí solos. Pero sí que hay otros artículos muy restringidos al ámbito gastronómico que pueden funcionar muy bien como regalo o recuerdo que comprar en Japón. Es el caso de los juegos de té, los pequeños vasos de sake o los cuencos para la salsa de soja. Suelen ser artículos relativamente baratos, fáciles de encontrar y que podremos regalar a nuestras amistades alardeando de llevarles cosas típicas de Japón.

Las curiosidades japonesas

Esto entra ya dentro del capítulo de lo subjetivo y tiene más de gusto personal que de compras convencionales. Dentro de este capítulo podemos englobar una serie de artículos muy específicos, insólitos, curiosos, inútiles o estéticamente llamativos que te pueden hacer ilusión a ti o a alguien conocido. Pueden ser desde un caramelo o una bebida con sabor raro, hasta unos guantes que permiten utilizar un smartphone, pasando por los habituales comics de manga, accesorios para el móvil, réplicas de plástico de platos de comida o videojuegos. Son cosas que no tienen más razón de compra que lo curiosa, rara o específicas que son y que sólo podrás comprar en Japón.

Los comics manga son los más habituales entre este tipo de regalos. Cada vez hay más aficionados en España y, con ellos, más interés por este tipo de productos. En zonas como Akihabara hay edificios enteros dedicados al manga. El problema, evidentemente, es que las publicaciones están en japonés y que, si no eres experto en la materia, quizá te puedas sentir perdido entre tanta opción a la hora de escoger uno para comprar como regalo.

También están muy de moda en Japón todos los artículos relacionados con la personalización de los teléfonos móviles. Así pues, colgantes y fundas curiosas o insólitas están a la orden del día en numerosas tiendas.

El resto de curiosidades interesantes que comprar en Japón nos irán apareciendo por el camino durante nuestro viaje. Algunas de ellas, como aplicaciones insólitas en las tiendas de electrónica, otras en los supermercados o, simplemente, al pasar por delante de alguna tienda. No se buscan… simplemente aparecen.

One Response to “Qué comprar en Japón”

  1. Con lo de la electrónica tienes razón, allí tienen cosas más modernas. Me pasó una anécdota al ir a comprar una cámara de fotos, llevaba un modelo apuntado de España de una cámara Sony que quería comprar y que habían lanzado en Navidades, al darle el modelo al dependiente me dice que allí hacía dos años que la cámara estaba descatalogada…jejejeje.
    Lo que más me gusta de las compras en Japón es que puedes comprar auténticas frikadas, yo me traje de todo, la mayoría no sirve para nada pero mola su procedencia. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *