Países Nordicos

Mejor época para visitar los Países Nórdicos

Una de las preguntas habituales de quien nos buscan en Google es cuál es la mejor época para visitar los Países Nórdicos. Hay que tener en cuenta que al hablar de Países Nórdicos estamos hablando de grandes diferencias dependiendo de la zona, pero en la zona de las capitales suelen ser los meses de mayo y junio.

Las condiciones climáticas no son las mismas en Laponia que en Copenhague, pero podemos establecer algunas semejanzas.

Mayo y junio, mejores meses para visitar los Países Nórdicos

Podríamos pensar que la mejor época para visitar los Países Nórdicos son los meses de verano, pero mi experiencia de dos años en Copenhague me dice que los veranos de la zona combinan temperaturas suaves con bastantes momentos de lluvia. En realidad, julio y agosto son una lotería en la que no sabes si en una estancia breve te van a tocar días de lluvia o no. Es cierto que, a lo largo del verano, se alternan periodos de sol con otros de lluvia, pero hay bastantes probabilidades de que en algún momento de nuestro viaje podamos experimentar ese verano al que los daneses llaman “invierno verde”.

En Copenhague, la temperatura máxima media durante julio y agosto es de 20 grados -la mayor del año-, pero el volumen de lluvias es también el mayor de todo el año (doblando incluso a un mes frío, como febrero) y la media de días con lluvia es de 13 al mes. Estocolmo tiene estadísticas similares, con unas temperaturas un poco más altas de Copenhague, pero más precipitaciones y días de lluvia, al igual que Oslo o Helsinki, donde llueve más pero en menos días.

Verano Estocolmo

Un típico día de verano en Estocolmo. Agradable, pero con algunas posibilidades de lluvia.

Pero no es sólo una cuestión de clima. También lo es de actitud personal. Los meses del final de la primavera- generalmente suaves y soleados- hacen que los habitantes de los Países Nórdicos “vuelvan a la vida” tras el frío del invierno. La actitud de la gente es mucho más positiva y los habitantes de las capitales se lanzan a las praderas de los parques -o a las playas si el tiempo acompaña lo suficiente- a disfrutar del sol (salvo años excepcionales, el tiempo y el agua no muy fría del Mar Báltico permiten que te puedas bañar en alguna playa de Copenhague ya en mayo).

Además, en algunos de los Países Nórdicos coincidiremos con fiestas populares durante esos meses. En Noruega, la fiesta nacional es el día 17 de mayo y en Suecia se celebra durante el solsticio de verano el Midsommar, que viste de fiesta todo el país.

Junio es, también, el mes en el que tendremos más horas de luz solar. En el Norte de Noruega, Suecia o Finlandia tendremos luz solar durante todo el día a partir del mes de mayo, pero en la zona de las capitales la noche tendrá aún sólo tres o cuatro horas. Dependiendo de nuestra posición geográfica, tendremos más o menos horas de luz.

Visitar los Países Nórdicos en invierno

La gran dificultad para hacer turismo en los Países Nórdicos en invierno no es tanto el clima como la luz. Salvo Helsinki, bastante más fría, el resto de las capitales de los Países Nórdicos se encuentran a orillas del mar, lo que les proporciona un clima más suave. Sin embargo, visitar una ciudad tiene bastante menos gracia cuando sólo contamos con luz solar hasta las tres o cuatro de la tarde -en ciudades como Copenhague- o bastante menos en la zona norte de Suecia, Noruega o Finlandia.

La Laponia Sueca o Finlandesa son destinos bastante incómodos en invierno por el frío, el aislamiento de las poblaciones y la nieve, aunque la costa de la Laponia Noruega cuenta con temperaturas menos frías gracias a la Corriente del Golfo, que suaviza las temperaturas. La temperatura media máxima diaria en Tromso en el mes de enero– una de las ciudades relevantes de Noruega más meridionales- es de -2,2 grados, que es fría, pero soportable con buena ropa de abrigo.

Invierno en Helsinki

El ferry Helsinki Estocolmo en Helsinki durante una mañana de invierno. El Mar Báltico se congela en la zona de Helsinki.

No obstante, visitar el norte de los Países Nórdicos en invierno también tiene mucho encanto si nos gustan los paisajes naturales, las actividades relacionadas con los deportes de invierno o si vamos buscando fenómenos atmosféricos únicos como la aurora boreal. En este último caso, tendremos que desplazarnos al norte de los Países Nórdicos en invierno para verla en todo su esplendor.

Para mi gusto, las capitales nórdicas no son especialmente agradables de visitar entre los meses de octubre y marzo. El tiempo es frío- pero no gélido-, pero el ambiente es oscuro en general. Muchos días seguidos con cielos nublados y pocas horas de sol y nieve que, aunque caiga un solo día, se queda en los bordes de las aceras varias semanas endureciéndose y ennegreciéndose.

El estado de ánimo de la población, por lo general, también es sombrío y no se hace demasiada vida en la calle; si bien la vida nocturna sigue siendo bastante buena.

La única excepción a este consejo es la época de Navidad, en la que los mercadillos y las tiendas dan a los centros de las ciudades un aire más agradable.

Guías relacionadas con este artículo:

Guia de Dinamarca VoyaEstocolmo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *