Marruecos low-cost

Para mí, sin duda, es el destino relevación de los vuelos low-cost en los últimos dos años. Antes, no era extraño ir a Marruecos, pero -por lo general- era un destino de viajes algo más largos, muchas veces con rutas que duraban una o dos semanas y se hacían en el coche particular con el que se conducía desde España o en alguno alquilado en el país. Lo que es novedad es que los precios de los vuelos hayan bajado tanto en los últimos años que las principales ciudades marroquíes se hayan convertido también en destinos de bajo coste para un fin de semana.

¿Por dónde se estaban moviendo las nuevas tendencias de las compañías aéreas de bajo coste en los últimos años? La pregunta parece irrelevante, pero teniendo en cuenta que muchos viajeros independientes preparan sus escapadas mirando los precios de los billetes de avión, supone una importante información para ver qué destinos pueden ser futuribles para muchos viajeros. Por una parte, hemos visto un incremento de vuelos de bajo coste al Este de Europa. Los vuelos a varias ciudades rumanas, no sólo a Bucarest, con compañías como EasyJet o BlueAir han crecido de modo importante y- además de bajar los precios de Tarom– se puede decir que es un destino que se ha puesto muy interesante. Algo parecido pasa con la irrupción de la compañía Wizz en España, que nos acerca un poco más a destinos como Budapest, Varsovia, Cracovia (con vuelos al aeropuerto de Katowice) o Sofía. Desde Barcelona, Vueling ha ampliado su espectro de destinos y nos conecta con lugares tan variopintos como Jordania, Sicilia, Ljubljana o San Petersburgo. Y de Ryanair, casi mejor no dar detalles, ya que casi se puede poner el dedo al azar sobre un punto de Europa y será difícil que la compaía no sirva a un aeropuerto cercano.

Marruecos lowcost

Mausoleo de Hassan II en Rabat

Pero lo de Marruecos ha sido toda una sorpresa. Era un destino cercano, aunque no fácil para viajar. Los vuelos, hasta hace un par de años, eran caros y el hecho de no ser un país europeo -con lo que supone en términos de documentos para viajar o necesidad de contratar un seguro médico privado- retraía a muchas personas a la hora de realizar escapadas breves, sobre todo a quienes no residían en el Sur de la Península, que tenían mucho más fácil cruzar el estrecho. Hoy, Ryanair, EasyJet y Vueling están volando a las principales ciudades del país (e incluso a destinos menores), lo que supone un aumento increíble de conexiones entre Marruecos y España y una bajada de precios. Y esto trae consigo… evidentemente… turistas.

Hagamos una recopilación de cómo está la situación de vuelos de compañías de bajo coste a Marruecos a finales de julio de 2010 (es posible que fuera de la temporada de verano se reduzcan algunas rutas).

Ryanair:
Desde Madrid a Marrakech, Nador y Tánger.
Desde Girona y Alicante a Fez y Marrakech.
Desde Reus a Marrakech y Nador.
Desde Valencia a Marrakech.
Desde Sevilla a Fez.

EasyJet:
Desde Madrid a Casablanca, Marrakech y Tánger.

Vueling:
Desde Barcelona a Marrakech.

En total, cinco ciudades marroquíes servidas por aerolíneas de bajo coste, a las que hay que sumar los vuelos directos -generalmente a Casablanca o Marrakech- o con escalas de Iberia o Royal Air Maroc a todo el país: Casablanca, Marrakech, Tánger, Fez y Nador. Quizá la próxima en unirse a este grupo sea la ciudad costera de Agadir, que ya recibe en su aeropuerto a varias líneas de bajo coste con destino a otros países europeos.

Marrakech low-cost

Tiendas de la Medina de Marrakech

De las cinco ciudades a las que se vuela a Marruecos low-cost, los dos destinos más atractivos desde el punto de vista turístico son los de Marrakech y Fez, cargados de historia y con unas medinas que son, posiblemente, las zonas monumentales más apreciadas del Norte de África después de Egipto. Tánger y Nador, ambas en la costa norte, son algo menos interesantes, pero aún así se puede disfrutar de un agradable paseo o una pequeña introducción a la cultura marroquí. Por último, Casablanca es el centro económico: una ciudad que representa el Marruecos más moderno y la parte de la población más rica, quizá con no muchas cosas que ver aparte de la impresionante Mezquita de Hassan II o la inesperadamente animada vida nocturna, pero también es la puerta a la cercana Rabat, capital administrativa, con mucho más encanto tradicional.

Estos destinos son también la puerta para otras ciudades algo peor comunicadas, pero con un gran atractivo para los viajeros. Desde Fez se puede llegar en poco tiempo a Meknes y desde Marrakech está la opción de dirigirse hacia el interior, a Ouarzazate -junto a la cordillera del Atlas- o a la costa, a Essaouira, ambas recomendadas efusivamente por los amigos de VoyaInternet.com.

A diferencia de otros destinos, las fechas del viaje sí son importantes a la hora de decidirse por una escapada a Marruecos. El calor condiciona mucho la visita. En las ciudades costeras (Casablanca, Tánger y Nador), la temperatura es soportable durante la mayor parte del día. Sin embargo, en las del interior (Marrakech y Fez) el calor de los meses de verano hace muy incómodo pasear por la ciudad. En este caso, la primavera y el comienzo del otoño son meses más recomendables para visitarlas.

También es decisivo saber cuándo son las fechas del Ramadán. Al tratarse de una fiesta marcada por el calendario lunar, cambia todos los años de ubicación en nuestro calendario. Las ciudades marroquíes, en ese momento, se transforman. Un amigo de este blog que conoce muy bien Marruecos, nos lo describía de la siguiente manera:

Recuerda que este año Ramadán es del 10 de agosto al 10 de septiembre, día arriba día abajo y que inmediatamente después del cuando se termina siguen 2 o 3 días en que todo estará cerrado. Por lo tanto, para asegurar el tiro, ve a partir del 15 de septiembre y no antes.

¿Qué supone viajar en Ramadán? En los hoteles te servirán desayuno y comidas pero fuera en la calle es costumbre social no comer ni beber delante de la gente. También supone que en las dos horas previas a la puesta de sol y hasta una hora después de la misma las calles están vacías. Y difícilmente nadie te servirá una cerveza, a no ser que vayas a un sitio ultra pijo.

En cambio por la noche las calles hierven de actividad y de gente.

EasyJet se está promocionando para volar en estas vacaciones desde 15 euros por trayecto (precio que posiblemente no sea tan sencillo de conseguir), pero en VoyaInternet.com sí que hemos conseguido encontrar (y reservar) un vuelo de ida y vuelta a Marrakech a mediados de septiembre por 45 euros, tasas incluidas. Ryanair no está haciendo promociones exclusivas para los destinos de Marruecos, pero sí que conviene aprovechar las ofertas especiales que lanza para todos los destinos.

Tampoco es mala idea comparar con los precios de Iberia y Royal Air Maroc para los vuelos a Casablanca y Marrakech. La competencia les ha hecho reducir sus tarifas y, aun sin ser tan reducidas como las del bajo coste, son competitivas, sobre todo para quien no quiera pagar los cargos extras de maletas, facturación, extras por formas de pago y demás sobrecostes que llevan éstas.

Guías relacionadas con este artículo:

Marrakech Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *