Policía Montada Canadá

Todo país tiene una serie de elementos, tópicos, objetos y actitudes que se identifican necesariamente con él. Por supuesto, Canadá también. Desde el árbol nacional hasta expresiones idiomáticas, pasando por cosas tan curiosas como su gran cadena de cafeterías. Aquí os presentamos algunas cosas típicas de Canadá.

- Cosas típicas de Canadá: El arce

El arce es el árbol nacional de Canadá. Su hoja es el símbolo del país -es la que aparece en el centro de la bandera nacional- y con su savia se elabora el sirope de arce, su producto gastronómico más popular.

Es un árbol bastante habitual en los bosques del país, especialmente en la zona oriental y, aparte de simbolizar la fuerza y la resistencia, es un importante reclamo turístico en algunas zonas de las provincias de Ontario y Quebec tanto en la temporada de otoño, por el bonito color rojizo que toman sus hojas antes de caer de los árboles; como en la de invierno, cuando es popular visitar las zonas donde se extrae la savia con la que se elaborarán varios productos dulces, entre ellos el sirope, que se obtiene hirviendo la savia obtenida.

Aunque la hoja de arce ha sido un símbolo canadiense durante décadas, curiosamente la actual bandera nacional es relativamente reciente. Se aprobó en 1965 para sustituir a la antigua Red Ensign (donde, curiosamente, ya aparecía la hoja de arce en el escudo de armas) y su hoja de arce roja se ha convertido por sí sola en el emblema típico de Canadá tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Cosas típicas de Canadá - Bandera de Canadá

La bandera de Canadá, con la hoja de arce roja en el centro. Símbolo del país.

- Cosas típicas de Canadá: El hockey sobre hielo

El hockey sobre hielo es el deporte más popular de Canadá con mucha diferencia y, sin duda alguna, la gran pasión de un país cuyos habitantes no destacan por ser precisamente apasionados (como se pudo comprobar con los disturbios que siguieron a la derrota de los Vancouver Canucks en la final de la NHL en 2001, absolutamente inusuales en un país tan tranquilo y seguro como Canadá). Se habla siempre de hockey, a secas. Sólo los extranjeros lo acompañan de la coletilla “sobre hielo”, ya que a un canadiense no le cabe en la cabeza que pueda haber otros tipos de hockey. Ver un partido de hockey sobre hielo en el pabellón o en un pub ocupa un lugar muy elevado entre las cosas típicas de Canadá.

Canadá es la tierra del hockey y allí fue donde tiene sus raíces la competición profesional americana (NHL), una de las grandes ligas deportivas de Norteamérica, y los equipos con mejor palmarés en la competición. Los dos grandes clubes históricos del hockey canadiense son los Canadiens de Montreal (popularmente conocidos como Les Habitants o Habs) y los Toronto Maple Leafs. No obstante, también hay equipos profesionales en Ottawa, Winnipeg, Calgary, Edmonton y Vancouver, además de bastantes ligas regionales y menores.

Entre las cosas típicas de Canadá relacionadas con el hockey sobre hielo también aparece el famoso “Hockey Night in Canada” y durante la temporada, de octubre hasta junio, las televisiones de los pubs de cualquier ciudad canadiense retransmiten durante horas los diferentes partidos de la liga.

Ver un partido de hockey sobre hielo en Canadá es la mayor experiencia deportiva que se puede tener en el país, aunque las entradas suelen ser caras y difíciles de conseguir para los partidos más interesantes. Si el equipo de la ciudad consigue alcanzar los play-offs de la NHL, es habitual que los bares se llenen de fans y hasta que se instalen pantallas gigantes en las calles. Y quien tenga curiosidad por conocer más de cerca este deporte puede acercarse también al Hockey Hall of Fame, situado en el centro de Toronto.

Hockey Hall of Fame Toronto

El Hockey Hall of Fame, en Toronto.

- Cosas típicas de Canadá: Tim Hortons

Un nombre que no tiene absolutamente ningún sentido si no se ha estado en Canadá, pero que es toda una leyenda en el país. Tim Hortons es la principal cadena de cafeterías del país. Una especie de Starbucks, pero con menos pretensiones y más carácter local, que se fue creando fama en todo el país a base de ir abriendo local tras local hasta el punto de que para muchos canadienses ha pasado de ser una simple cadena de cafeterías a algo más personal, una de las cosas más típicas de Canadá.

A ello contribuye mucho el hecho de que, en un país tan inmenso como Canadá, es de los pocos establecimientos que pueden aparecer en mitad de la nada en una carretera o en un pueblo de mala muerte. Si bien en las ciudades se ha encontrado con la competencia de otras grandes cadenas de cafeterías locales y extranjeras, lo que ha hecho especial a Tim Hortons es su presencia incluso en los rincones más aislados del país.

Cosas típicas de Canadá - Tim Hortons

Tim Hortons, sin duda una de las marcas más típicas de Canadá.

Como establecimiento, la verdad es que no tiene nada especial. Cafés y tés de varios tipos en vasos de papel para llevar con tapas de plástico, varias clases de donuts y algún sandwich o sopa estilo comida rápida a precios bastante económicos. Realmente, uno de esos sitios que no llaman la atención por nada pero… si no te has tomado un café en Tim Hortons es que no has estado en Canadá.

- Cosas típicas de Canadá: La Policía Montada

Otra de las cosas típicas de Canadá por excelencia es la Policía Montada, con la imagen inconfundible de la casaca roja y el sombrero marrón de ala ancha. En realidad, la Royal Canadian Mounted Police (que ese es el nombre oficial en inglés de la Policía Montada) es hoy un cuerpo policial moderno y, por lo que parece, bastante eficiente, muy alejado de la parafernalia folclórica de trajes, sombreros y caballos.

Es un tipo de policía bastante peculiar, ya que trabajan en las provincias, territorios o ayuntamientos que les contratan específicamente, por lo que no cubre todas las zonas del país. Si os encontráis un coche de policía con las iniciales RCMP, es suyo. En las proximidades del Parlamento, en Ottawa, os los podréis encontrar patrullando casi permanentemente y podréis quitaros de la cabeza el mito del sombrero y la chaqueta roja al verles en su uniforme actual, mucho más discreto y adaptado a los tiempos que corren.

Cosas típicas de Canadá - Policía Montada del Canadá

A falta de desfiles, este muñeco disfrazado puede ser lo más cerca que estéis de un Mountie vestido con el traje tradicional.

No obstante, como los Mounties son toda una institución en Canadá, si queréis verles con su famoso uniforme tradicional basta que os acerquéis a cualquier desfile cívico que haya en la ciudad donde os encontréis y tarde o temprano aparecerá alguna representación del cuerpo desfilando a caballo con sus célebres chaquetas rojas.

- Cosas típicas de Canadá: El camping

El segundo país por extensión del Mundo, apenas 35 millones de habitantes y la mayor parte de ellos concentrados en las ciudades. Eso supone millones de kilómetros cuadrados de naturaleza y bosque, así que cuando se va la nieve y llega el buen tiempo -sí, también hay algunas semanas al año con sol y buen tiempo en Canadá- los canadienses se lanzan a una de sus aficiones favoritas: irse al campo.

Aunque muchos canadienses disponen de su propia finca de vacaciones en el campo -cottage-, entre las cosas típicas de Canadá también se cuenta que todos (especialmente los más jóvenes) saquen de vez en cuando su tienda de campaña y se vayan con sus amigos a acampar en la naturaleza. Hay numerosas tiendas dedicadas a los productos de camping y aventura -la principal es la cadena cooperativa Mountain Equipment Co.- e incluso los grandes almacenes y tiendas de decoración dedican parte de su superficie a estos productos.

Irse de camping es una muy buena alternativa para disfrutar de la naturaleza en Canadá. Las leyes son bastante permisivas, si bien es mejor que nos aseguremos de cuáles son las normas o los lugares aprobados para hacer camping en las diferentes provincias o parques naturales. Aparte, claro está, de tener cuidado donde acampamos… no sea que, de repente, aparezca un oso y nos amargue la fiesta (en este blog ya os hemos contado anteriormente cómo se las gastan los osos polares de Churchill, aunque no hace falta irse tan lejos para encontrarte con un plantígrado con ganas de fiesta).

- Cosas típicas de Canadá: La multiculturalidad

Canadá es un país claramente multicultural y forjado por comunidades de inmigrantes. Los pobladores originales (las llamadas First Nations) se han visto relegadas a un segundo plano mientras el país iba recibiendo millones de inmigrantes de Europa, en primer lugar, y de Asia y América Latina, más recientemente. Esto ha dado lugar a una población cosmopolita y heterogénea, que en muchos casos ha conservado sus tradiciones y costumbres.

Tras la llegada de los primeros colonos ingleses y franceses, los emigrantes irlandeses se constituyeron en una de las grandes colonias extranjeras en el país a finales del siglo XIX. A ellos se les fueron uniendo cada vez más grupos de población procedente de Europa -polacos, ucranianos, italianos, griegos o portugueses-, Asia -Corea, China, Vietnam o Filipinas-, América Latina o países del Caribe.

Richmond

Esto no es China. Es Richmond, una localidad de las afueras de Vancouver con una importantísima colonia asiática.

Su distribución depende de las zonas del país. Los emigrantes de ascendencia europea se establecieron principalmente en el Este del país, mientras que los asiáticos prefieren la zona de Vancouver (a la que ya llaman irónicamente Hongkuver, por el gran número de ciudadanos asiáticos que han llegado en los últimos años a la región). Por su parte, una parte importante de los emigrantes latinos prefiere establecerse en la región de Quebec.

Mención aparte merece la ciudad de Toronto. Posiblemente la ciudad más multicultural del mundo, se estima que más de la mitad de sus habitantes no han nacido en Canadá. Es muy enriquecedor poder pasear por los barrios de las diferentes comunidades étnicas de la ciudad y sentir que pasas de una a otra zona del mundo en cuestión de pocos kilómetros.

No obstante, que Canadá sea un país multicultural no quiere decir que sea fácil obtener un permiso de trabajo o de residencia. La política de inmigración canadiense es muy restrictiva y, aunque se facilita en la medida de lo posible que los perfiles cualificados vayan a trabajar el país, el proceso de obtener la documentación para trabajar en Canadá en los casos del resto de inmigrantes es largo y complicado, como ya os contábamos en este artículo.

- Cosas típicas de Canadá: El bilingüismo

Canadá es un país oficialmente bilingüe. Esto quiere decir que, a la hora de tratar con las instituciones del Estado puedes hacerlo en inglés o francés indistintamente de dónde te encuentres y a quién te dirijas. Los empleados de oficinas institucionales y servicios públicos nacionales suelen hablar ambos idiomas y, si no lo hablan, te dirigirán a algún compañero que sí pueda hacerlo.

Sin embargo, que Canadá sea un país bilingüe no significa que sus provincias lo sean. Sólo hay una provincia oficialmente bilingüe -New Brunswick-. En el resto, el inglés es el único idioma oficial, salvo en Quebec, donde lo es el francés. En la práctica, el francés no se habla en absoluto en la vida diaria de las provincias del Centro y el Oeste, así como en la mayor parte de las provincias orientales de Nova Scotia y Terranova. En la provincia de Ontario hay comunidades francófonas en el este, especialmente importantes en la ciudad de Ottawa -fronteriza con Quebec, capital institucional y bilingüe de facto-, mientras que en New Brunswick hay algunas comunidades que tienen el francés como lengua propia. Por su parte, en la provincia de Quebec el francés domina, aunque la ciudad de Montreal se puede considerar, de facto, como bilingüe.

Estas particularidades nos llevan a ver que los carteles e impresos de instituciones estatales incluyen rótulos tanto en inglés como en francés. También cualquier producto que compremos en un supermercado vendrá etiquetado a la vez en inglés y en francés, una cosa típica de Canadá.

- Cosas típicas de Canadá: Las ciudades subterráneas

Cuando el invierno arrecia en Canadá, salir a la calle puede ser toda una aventura. Para ello, en Toronto y Montreal cuentan en sus centros urbanos con sendas ciudades subterráneas que comunican edificios de oficinas, centros comerciales, estaciones de metro y ferrocarril y hasta recintos deportivos. La de Toronto se llama PATH y la de Montreal, un poco mayor -con algo más de 30 kilómetros de túneles-, RESO.

Aunque en las guías turísticas se escriben valoraciones exageradas de su interés atractivo turístico, la verdad es que tanto el PATH como el RESO no tienen nada que ver. Son, básicamente, una sucesión de galerías subterráneas llenas de tiendas y restaurantes de comida rápida destinados a los empleados de las oficinas del centro de la ciudad. Orientarse en ellos es muy difícil y hace falta cierta práctica para no perderse. Eso sí, el objetivo de mantener calientes a quienes trabajan en esta zona y evitar que tengan que salir a la calle para moverse por el centro de la ciudad, lo cumplen perfectamente.

- Cosas típicas de Canadá: Los castores y los mapaches

El castor es el animal nacional de Canadá. Cuando los colonizadores europeos llegaron al país, la población de castores en lo que hoy es Canadá era inmensa -aún hoy sigue siendo muy numerosa-, por lo que su caza y la posterior venta de su piel para fabricar sombreros se convirtió en una actividad económica importante en los territorios recién descubiertos. Hoy, perdido ese valor económico, los castores viven tranquilamente en los miles de bosques y lagos de Canadá, por lo que no sería raro encontrarnos con alguno si vamos de visita a la naturaleza.

La relevancia del castor como símbolo canadiense es notable. Los Juegos Olímpicos de Montreal, en 1976, tuvieron como mascota al castor Amik y su imagen aparece en la moneda de cinco centavos.

Lo de los mapaches es caso aparte. El hecho de que las grandes ciudades canadienses tengan numerosos barrios con casas bajas y jardines hace que algunos animales hagan de sus calles su hábitat natural. Las ardillas de Toronto se cuentan por millones y, de vez en cuando, incluso podemos encontrarnos en un jardín con alguna mofeta. Pero los grandes atractivos de esta vida animal urbana son los mapaches.

Los mapaches son animales nocturnos y nos los podemos encontrar habitualmente por las zonas urbanas -yo llegué a encontrarme uno en el circuito de Fórmula 1 de Montreal-. Para los turistas europeos, que no están acostumbrados a ellos, es todo un espectáculo encontrarse con ellos y están muy arriba en la lista de cosas típicas de Canadá, pero los locales no sólo están ya más acostumbrados, sino que les guardan bastante antipatía.

Para un canadiense, el mapache no deja de ser algo parecido a una rata del tamaño de un perro pequeño con una cara bonita. Su principal fuente de alimento es la basura, por lo que asalta todos los cubos que puede durante la noche dejando todos los residuos desparramados a su alrededor e incluso es capaz de abrir algunos cubos con tapas fijas. Además de eso, destroza los jardines y muchas veces invade las buhardillas de las casas para instalar su madriguera en ellas.

- Cosas típicas de Canadá: La reina de Inglaterra

A mucha gente le llama la atención que en los billetes de banco canadienses aparezca la Reina de Inglaterra. Algunos lo asociarán a los vínculos históricos con una de las antiguas metrópolis coloniales, pero lo que no sabe mucha gente es que- pese a que Canadá es un país independiente- la Reina de Inglaterra sigue siendo Jefe del Estado. Por eso no es raro que nos la encontremos en los billetes o hasta en una estatua en el exterior del parlamento en Ottawa.

Isabel II Canadá

Estatua de Isabel II en el exterior del Parlamento de Ottawa.

- Cosas típicas de Canadá: Eh!

La interjección “Eh” es la expresión más característica del inglés de Canadá, aunque en realidad no quiere decir nada. Se utiliza al final de las frases como un intensificador o muletilla, como por ejemplo en: “Nice day, eh?“. Un equivalente en español sería cuando utilizamos “no” en tono interrogativo al final de una frase.

Guías relacionadas con este artículo:

Vancouver Toronto Montreal