Japón tranquiliza a los viajeros españoles para volver a atraerlos

La Embajada de Japón en Madrid organizó el miércoles 12 de mayo una sesión de trabajo sobre la situación de Japón tras el terremoto y el tsunami del pasado mes de marzo, que sirvió para explicar a periodistas y representantes de agencias de viajes la situación actual que se van a encontrar en el país los turistas que decidan visitarlo y pretendió animar a los viajeros españoles para que vuelvan a él, tras las masivas cancelaciones de los últimos meses.

Durante el evento, los representantes de la Embajada de Japón en España- encabezados por el Ministro de la Embajada, Noriteru Fukushima- insistieron en que la situación que se vive en todas las ciudades japonesas es de total normalidad, con la única excepción de aquellas localidades situadas en la zona donde se produjo el tsunami y en el perímetro de seguridad de 30 kilómetros de la central nuclear de Fukushima, donde aúnse está trabajando para reparar los daños y realojar a los afectados.

El Ministro Fukushima insistió, además, que la mayor parte de los países occidentales retiraron a finales de abril sus recomendaciones de evitar viajar a Japón y que varias agencias y organismos internacionales han reiterado que no existe ningún peligro en viajar o desplazarse por el país, así como en comer, beber u otras acciones cotidianas.

“El actual nivel de radiación no presenta riesgos para las ciudades o el transporte”, afirmó Fukushima, quien entregó un amplio dossier informativo con datos de radiactividad y detalles técnicos de lo que se ha hecho y se va a hacer en los próximos meses en la central nuclear de Fukushima, así como datos de radiación de las últimas semanas en las principales ciudades del país que indican que los niveles de Tokio son similares a los de muchas otras ciudades del mundo.

Por ejemplo, las mediciones del17 de abril en Tokio dieron una radiación en aire de entre 75 y 76 mGy/h, similar a los 76 de la media de las ciudades españolas, los 73 de las de Noruega y los 74 de las de Italia e inferior, incluso, a los 84 mGy/h de media de las ciudades de Portugal.

La Embajada de Japón subraya también que la población del país está mucho más tranquila que hace unas semnas, ya que están recibiendo mucha más información del Gobierno y de Tepco- la empresa responsable de la gestión de la central nuclear- que en los días posteriores al terremoto, en los que ellos mismos reconocen que la falta de información hizo crecer la preocupación entre los japoneses y en el resto del mundo.

“El primer mes había falta de informaciones y el mundo se preocupaba, pero ahora está todo muy tranquilo porque la gente está recibiendo información y está sabiendo lo que va a pasar a partir de ahora”, subrayó Fukushima, quien comentó que había estado en Tokio hasta el lunes y que su familia en la ciudad vive “normal, como siempre”.

Un desastre también en el plano turístico

El Ministro Fukushima comentó también que los grupos procedentes del extranjero están empezando a volver al país poco a poco, pero lamentó que desde España aún no haya llegado ningún grupo organizado desde el 11 de marzo que se produjo el seismo.

Sus palabras fueron ratificadas por representantes de agencias de viajes presentes en el encuentro, quienes manifestaron su preocupación por las masivas cancelaciones que se produjeron con posterioridad al terremoto. “Los paquetes están, pero la gente tiene miedo. Esta información tiene que llegar al público”, afirmó la representante de una agencia especializada en Japón, mientras que el enviado de una agencia de turismo receptivo comentó que no habían recibido ningún viajero español desde el seismo y lamentó que durante los primeros días las informaciones de los medios de comunicación habían sido muy negativas.

El turismo ayudará a la reconstrucción

Pero, junto a los mensajes negativos, el encuentro sirvió también para destacar el importante papel que tendrá el turismo en la reconstrucción y animó a los visitantes españoles para que pensaran en que viajar a Japón es un modo de ayudar a la economía del país, de la cual el sector turístico es responsable de un 5% del PIB.

“El turismo va a ser uno de los pilares fundamentales para la recuperación de Japón”, comentó Fukushima.

En esta idea ahondó también otro de los participantes en el evento, el director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, quien estuvo presente como gran admirador de Japón y su cultura y quiso poner su granito de arena para tranquilizar a los viajeros, lanzándose incluso con algunas palabras en japonés.

Japón

Noriteru Fukushima y Emilio Butragueño durante el evento

Viajar a Japón supone ayudarles. Ahora es cuando más lo necesitan”, dijo Butragueño, quien pidió también a los viajeros que se planteen su viaje con serenidad y objetividad y “sin dejarse llevar por falsos rumores”.

La normalidad es la nota dominante en Japón

El encuentro se cerró con la participación de Daniel García, periodista de viajes del grupo Prisa Revistas, quien visitó Japón a finales de abril y explicó paso a paso las zonas y lugares que recorrió subrayando que, en todos ellos, la situación era de “normalidad absoluta“.

“Cuando se visita Tokio no hay ningún problema ni pánico”, afirmó García, quien también insistió en que los negocios funcionaban perfectamente y que- tanto los locales como los extranjeros que conoció durante su periplo- se mostraban tranquilos.