Estadísticas de la Oktoberfest curiosas

Los alemanes son detallistas en muchas cosas. Hace unos días hablamos de cómo fue la Oktoberfest, pero la retomamos para que el amor de este pueblo por la exactitud nos sorprenda y nos alegre un poco el día. Hemos encontrado este artículo en la famosa revista alemana Der Spiegel, donde se nos detallan algunas cifras de lo que ha sido la fiesta que, este año, ha batido el record de consumo de cerveza. Ojo a la lista de objetos perdidos.

Te puede interesar: La Oktoberfest de Munich

Empecemos por lo más relevante: Durante las dos semanas de fiesta, se consumieron en total 7 millones de litros de cerveza, lo que supone un récord histórico, superando los 6,94 millones de litros consumidos en el año 2007. Los visitantes han bebido más que en anteriores ocasiones, ya que -pese al record de litros de cerveza consumidos- no se ha batido el de visitantes. En total, 6,4 millones de personas acudieron al recinto de Theresienwiese, bastante lejos de los 7,1 millones que lo visitaron en la edición de 1985.

Teniendo en cuenta que las cervezas se sirven en jarras de un litro, las conocidas Mass, esto supone que se ha consumido más de una jarra por visitante. Si bien es verdad que parece que no han sido muy bien repartidas, ya que damos fe de que muchos de los visitantes tomaron muchas jarras y otros simplemente estuvieron de paso.

Sobre la comida, las estadísticas oficiales nos hablan de que se consumieron 117 bueyes y 59 terneros, junto con varias decenas de miles de raciones de pollo asado, salchichas y codillo.

Otra de las estadísticas que se repite año tras año es la de jarras robadas, ya que son un fantástico recuerdo para muchos de los visitantes, dada su forma y el escudo de la cervecería impreso en ella. En las carpas se recuerda que son propiedad de la cervecería correspondiente y que su robo se denunciará a la Policía, pero eso no arredra a los más o menos sobrios buscadores de souvenirs. En total, este año se denunció el robo de 130.000 jarras; lo que supone un descenso con respecto a las cifras de otras ediciones.

Esto supone que, por cada 100 cervezas consumidas en la fiesta, se robaron casi 2 de sus jarras (1,85, más concretamente).

Pero lo más curioso de la estadística llega cuando se analiza la lista de objetos perdidos, con algunas cosas inusuales. En ella aparecen los siguientes artículos:

– Una dentadura postiza.

– Un audífono.

– Un látigo de cuero.

– Un conejo vivo.

– Una tuba.

– Un barco dentro de una botella.

– 1.450 prendas de ropa.

– 770 carnets de identidad.

– 420 carteras.

– 366 llaves.

– 330 bolsos.

– 320 gafas.

– 90 cámaras de fotos.

– 90 joyas y artículos de bisutería.

…Y 37 niños perdidos y, posteriormente, entregados a sus padres.

En definitiva, una gran fiesta que habrá que esperar hasta septiembre de 2011 para volver a repetir.

Guías relacionadas con este artículo:

Monumentos en Munich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *