Estamos en uno de esos grandes días de fútbol. Esta noche juegan en el Nou Camp el Barcelona y el Real Madrid, en un partido del que estarán pendientes millones de personas en todo el Mundo. Pero, aparte de un partido de fútbol, el gran choque atrae a turistas de muchísimos países tanto durante los días previos y posteriores al encuentro como el eco que queda durante el resto del año. Esto no sólo pasa en estas dos ciudades. Para muchos destinos del mundo, el fútbol es uno de sus grandes reclamos.

Hay veces que tenemos la suerte de vivir un acontecimiento deportivo de primer nivel en un país especialmente implicado en él. Si tenemos la suerte de vivirlo como turista, es una experiencia única; pero si nos toca de cerca es aún mejor. Este verano, tuvimos la oportunidad de comprobarlo con la victoria de España en el Mundial de Fútbol. ¿Pero cómo estaban las calles de las ciudades y pueblos de España mientras se celebraba el Mundial? Una iniciativa editorial y solidaria surgida de Internet nos quiere presentar una imagen inédita de España: Lo que ellos han querido llamar “La España Fantasma”.

Uno de los grandes fallos de los blogs de viajes es que, en muchas ocasiones, todo al hablar de un destino concreto es positivo y maravilloso. Sin embargo, hoy queremos que no sea así, porque cuando hay algo en una ciudad que ha evolucionado mal, hay que decirlo. Para este peculiar tirón de orejas, queremos centrarnos en Riga, la capital de Letonia. Una ciudad que ha convertido un centro histórico bonito y agradable en una sucesión de clubes de stip-tease, despedidas de soltero, discotecas repletas de “buitres de la noche” y peleas, hasta convertirlo en uno de los grandes destinos de turismo sexual de Europa.

Todas las ciudades tienen una o varias calles principales: aquellas que marcan el ritmo de la ciudad y concentran la mayor cantidad de tiendas, eventos, paseantes o historia de una localidad en concreto. Copenhague no es una excepción. Allí, todo el centro de la ciudad se articula alrededor de la llamada Stroget, una calle peatonal que conecta la Plaza del Ayuntamiento y la de Kongens Nytorv. Pasear por ella es la mejor manera de tomarle el pulso a la ciudad en poco más de un kilómetro.

Un post de búsqueda de vuelos baratos y de buenas opciones de viaje, como nos gusta hacer de vez en cuando. En este caso, será especialmente útil para aquellos a los que les queden vacaciones de este año y tengan que cogerlas entre finales de noviembre y diciembre o, incluso, puedan trasladarlas a los primeros meses del año que viene. Hemos encontrado precios para volar a Asia muy interesantes, tanto antes como después de Navidades. Si tienes dinero y tiempo, quizá te interese conocer destinos como Bangkok, Tokio o Pekín este invierno.